La violencia marca la elección de la Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela – Venezuela Vote Marred by Violence, Including Candidate’s Death

BOGOTÁ — Las elecciones este domingo para reestructurar el gobierno de Venezuela y dar más poder al presidente Nicolás Maduro se vieron marcadas por la violencia, con uno de los candidatos para la Asamblea Nacional Constituyente asesinado en su casa, una explosión en una de las calles principales de Caracas y la muerte de ocho personas en enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas de seguridad.

Maduro ha ordenado que se reescribiera la Constitución de Venezuela; la votación del domingo fue para elegir a los integrantes de la asamblea constituyente que lo hará. Casi todos los candidatos eran políticos cercanos a Maduro, presuntamente para asegurar que el resultado permitiría que el chavismo mantenga el control pleno de Venezuela una vez que la asamblea se instituyera.

“Dije que lloviera, tronara o relampagueara, el 30 de julio llegaría”, dijo el presidente al referirse al día de la elección, en un video tambaleante hecho desde su vehículo después de que votara.

Los poderes de los integrantes de la nueva Asamblea Nacional Constituyente serán tan amplios que podría destituir a Maduro, de acuerdo con algunos analistas, y así pondría final a una presidencia que ha sido sumamente impopular, incluso entre los chavistas. Las pocas o inexistentes colas en los centros de votación evidenciaron que muchos venezolanos decidieron no acudir a las urnas, en lo que representaría un golpe severo a la legitimidad de Maduro.

Por su parte, la fiscalía anunció que estaba investigando la muerte de José Félix Pineda, un abogado de 39 años que era candidato a la Asamblea Nacional Constituyente. Un grupo armado irrumpió en su casa, en Ciudad Bolívar, y ahí le dispararon, de acuerdo con las autoridades.

Screen Shot 2017-07-31 at 7.31.43 AMUnas horas después del asesinato de Pineda, se registró una gran explosión en una zona de clase media en Caracas que dejó heridos a varios integrantes de las fuerzas de seguridad que patrullaban la zona. Ocho funcionarios resultaron heridos con quemaduras por la explosión en la plaza. En redes sociales circuló un video que mostraba a una caravana de uniformados que se dirigían hacia el fuego. Cerca de ahí, los vecinos aplaudieron mientras las fuerzas de seguridad les lanzaban gas lacrimógeno.

La oposición —que se ha manifestado desde hace tres meses con protestas que han dejado 110 personas muertas– teme que los esfuerzos de Maduro por consolidarse en el poder puedan profundizar la crisis en el país en un conflicto civil.

Sin duda, el gobierno tomó precauciones extremas este domingo para controlar la votación: prohibió las manifestaciones en los días previos y posteriores a la elección, y prometió que quienes desobedecieran recibirían fuertes represalias; también restringió la cobertura mediática de las elecciones, entre ellas a The New York Times, que no recibió acreditaciones para las elecciones y no pudo entrar a los centros de votación.

Las personas entrevistadas afuera de los centros de votación dijeron que esperaban que el gobierno usara los nuevos poderes de la asamblea constituyente para acabar con la oposición.

“La asamblea constituyente será el poder”, dijo Javier Granadillo, un mecánico de 46 años que votó en Caracas y culpó a la oposición de la crisis en la que está el país. “Si alguna fracción del gobierno no hace su trabajo, será disuelta”.

Screen Shot 2017-07-31 at 7.33.28 AMAfuera de la escuela pública en donde votó, Granadillo era uno de cerca de 20 personas que esperaban participar en la elección y que compartían el mismo punto de vista. Sin embargo, algunas encuestas mostraron que el domingo la mayoría de los venezolanos no pensaban que su país necesitara una nueva Constitución.

Este mes, los venezolanos amonestaron severamente a Maduro al participar masivamente en una votación simbólica que organizó la oposición. Se registraron más de siete millones de votos, en los que el 98 por ciento estaba en contra de reescribir la Constitución, de acuerdo con los líderes de la oposición.

La reforma constitucional también es poco popular entre los gobiernos de Colombia, Perú, Argentina y Panamá, que señalaron que no aceptarán los resultados de la votación de este domingo. El presidente estadounidense Donald Trump amenazó con “acciones económicas” por parte de Estados Unidos, que compra casi la mitad de la exportación más importante de Venezuela, el petróleo, si Maduro se mantenía en la decisión de realizar las elecciones de este domingo. Trump también destacó las “acciones fuertes y valientes” de la oposición.

Screen Shot 2017-07-31 at 7.33.41 AMPero las posturas en el exterior sirvieron de poco para fortalecer hoy a la oposición. Los líderes opositores cancelaron una manifestación que se realizaría esta tarde debido a los enfrentamientos que se registraron en todo el país. Una protesta el viernes, que se publicitó como el último intento para manifestarse en contra de la votación, tuvo poca asistencia.

En cambio, los miembros de la oposición usaron sus cuentas en redes sociales para movilizar el apoyo. “¡Jornada de hoy ha sido abstención y represión con muertos y heridos!”, tuiteó Henrique Capriles, gobernador de la oposición del estado de Miranda que perdió por un estrecho margen ante Maduro en la elección presidencial de 2013; este año se le prohibió participar en las elecciones. “¡Un monumental fracaso!”.

Durante el día, las fuerzas de seguridad del gobierno usaron cañones de agua, balas de goma y macanas contra los manifestantes, como lo han hecho en los últimos tres meses.

Entre las personas muertas este domingo había dos menores de edad, de 13 y 17 años, respectivamente, a quienes les dispararon durante las protestas en el estado Táchira; un oficial de la policía fue asesinado frente a una escuela, y un hombre de 43 años murió en Barquisimeto, en el estado Lara, cuando una bala le atravesó la cabeza, de acuerdo con la fiscalía del estado.

El interés de muchos de los votantes en Caracas parecía estar en la comida, no en la política. Venezuela está sumida en una crisis económica que provoca escasez de comida y medicamentos.

“Cuando la oposición ganó la Asamblea Nacional dijo que habría comida y ahora la situación está peor”, dijo Juan Carlos Hernández, de 43 años, un funcionario que dijo que apoyaba a Maduro.

“La primera cosa que le pido a la asamblea constituyente es que empiece a sacar comida porque si no lo hace, la gente se va a poner más brava”, dijo.

BOGOTÁ, Colombia — The legitimacy of Sunday’s election to overhaul Venezuela’s Constitution was under threat as many voters avoided the ballot box, nations across the region rejected the predetermined result and the streets erupted in the deadliest day of unrest in three months.

President Nicolás Maduro had ordered a rewriting of the Constitution. The election on Sunday was simply to pick the members of the constituent assembly that will carry it out; there was no option to reject the process.

Screen Shot 2017-07-31 at 7.14.01 AMBy evening, electoral officials announced the winners of the vote, a list of leftist stalwarts including Diosdado Cabello, a powerful politician who once participated in a failed coup attempt, and Cilia Flores, Mr. Maduro’s wife. The result effectively liquidates the Venezuelan political opposition and leaves the left with complete control over a country that remains deeply divided.

“I said rain, thunder or lightning, the 30th of July was going to come,” the president said in a shaky video made from his vehicle after he cast his ballot. He remained sanguine throughout the day, saying the vote would soon bring peace to a country where about 120 people have died during protests this year against his rule.

Screen Shot 2017-07-31 at 7.16.31 AMBy evening, electoral officials announced the winners of the vote, a list of leftist stalwarts including Diosdado Cabello, a powerful politician who once participated in a failed coup attempt, and Cilia Flores, Mr. Maduro’s wife. The result effectively liquidates the Venezuelan political opposition and leaves the left with complete control over a country that remains deeply divided.

“I said rain, thunder or lightning, the 30th of July was going to come,” the president said in a shaky video made from his vehicle after he cast his ballot. He remained sanguine throughout the day, saying the vote would soon bring peace to a country where about 120 people have died during protests this year against his rule.