Leonardo Padura @leonardopadura ‏@paduraleonardo ‏asegura que el giro de Trump ‘solo perjudicó al cubano de a pie’

20 Mar 18Screen Shot 2018-03-20 at 8.23.45 PM

El escritor cubano Leonardo Padura aseguró este jueves que el último giro en las relaciones EEUU-Cuba, tras el acercamiento iniciado en 2014 entre ambos gobiernos, ha tenido como consecuencia un daño a la gente humilde de su país, reporta EFE.

Ahora mismo hay en una calle de La Habana unos mil cubanos frente al consulado colombiano a ver si le dan visa para ir a Bogotá y allí gestionar una visita a Estados Unidos. ¿Qué quiere decir esto? Que el cambio de política no afectó al Gobierno cubano, sino ha jodido a los cubanos de a pie, como generalmente suele suceder en México, en Cuba y en casi todas partes, dijo.

En rueda de prensa para hablar de su última novela, La transparencia del tiempo, el autor de 62 años disertó sobre la obra y acerca del acto de escribir, pero estuvo abierto a responder todo tipo de preguntas y una de ellas fue sobre las relaciones entre su país y Estados Unidos.

Al referirse a la decisión de las autoridades de EEUU y Cuba de iniciar un proceso para restablecer sus relaciones, Padura recordó que el anuncio se hizo el 17 de diciembre de 2014, cuando los cubanos rinden culto a San Lázaro, un santo milagroso según la tradición popular.

(Mi madre) Me dijo que se trataba de un milagro de San Lázaro porque no creíamos que fuera posible, señaló.

Al ahondar sobre las conversaciones diplomáticas intergubernamentales, Padura opinó que a partir de ellas comenzó una historia diferente en Isla, visible en el resto del mundo.

Hubo muchos periódicos que lo calificaron como el acontecimiento del año. Estamos hablando de un paisito en relación con Estados Unidos, en una época de fundamentalismos, terrorismos y golpes de Estado, algo sorprendente, abundó.

Según el premio Princesa de Asturias de Letras 2015, la lógica de la negociaciones hizo pensar a los cubanos que primero habría un debilitamiento del embargo económico, incluso una desaparición, pero el entonces presidente de EEUU, Barack Obama, invirtió los papeles y restableció relaciones para ver después si llegaba a lo otro.

Eso le iba a tocar a Hillary Clinton, pero… llegó (a la Casa Blanca Donald) Trump, explicó.

A finales del año pasado, debido a ataques contra los diplomáticos de EEUU en La Habana, Trump retiró a la mayoría de su personal de la embajada. Mientras, los cubanos en Washington regresaron a Cuba y por primera vez en más de 40 años EEUU cerró la posibilidad de que los cubanos obtuvieran visas en la oficina de La Habana, por lo que deben viajar a un tercer país para hacer el trámite.