Liberado el opositor venezolano Enrique Aristeguieta, de 84 años, tras pasar varias horas detenido

La policía política de Nicolás Maduro había arrestado al dirigente en Caracas

El dirigente opositor Enrique Aristeguieta Gramcko, de 84 años de edad, ha sido liberado este viernes tras haber pasado varias horas detenido, según ha informado a la agencia Efe su abogada, Theresly Malavé. El político fue arrestado en Caracas esta mañana por funcionarios de la policía política venezolana. El Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) está en mi casa buscándome, escribió en Twitter antes de ser capturado.

Aristeguieta, presidente de la Gran Alianza Nacional (GANA), fue miembro de la Junta Patriótica que derrocó al dictador venezolano Marcos Pérez Jiménez, en 1958. Durante décadas militó en el partido socialcristiano COPEI, pero decidió retirarse de sus filas con la llegada del chavismo al poder. En los últimos años ha sido uno de los más feroces críticos del Gobierno de Nicolás Maduro y de la oposición moderada.

En 2016, el legendario político pidió a la Asamblea Nacional investigar la nacionalidad del presidente de Venezuela. Basado en denuncias y sospechas, el opositor ha afirmado que el mandatario habría nacido en Colombia y no en Venezuela; una tesis que no se ha confirmado hasta ahora.

La ONG Foro Penal Venezolano ha condenado la detención al considerar que viola a las leyes venezolanas. Según el artículo 231 del Código Orgánico Procesal Penal, no se podrá decretar la privación judicial preventiva de libertad de las personas mayores de 70 años de edad.

El arresto ha desatado conmoción en la oposición por considerarlo como arbitrario. Los políticos Henrique Capriles, excandidato presidencial, y Leopoldo López, en arresto domiciliario, han expresado mensajes de solidaridad por redes sociales. ¡Nuestro rechazo y condena a la arbitraria detención del doctor Enrique Aristiguieta Gramcko! ¡Es una barbaridad contra una persona de 85 años que no ha cometido delito alguno! ¡Exigimos su inmediata liberación!, escribió Capriles.

Screen Shot 2018-02-03 at 12.39.31 PMPor ahora no se conocen las condiciones del opositor. El Gobierno tampoco ha manifestado el motivo de la detención. Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos, ha exigido la liberación inmediata de Enrique Aristeguieta o que “se den noticias de su paradero” y se respeten sus derechos. “Una muestra más de las arbitrariedades de la dictadura de Nicolás Maduro tratando de acallar voces disidentes a su desgobierno Venezuela”, ha dicho.

Persecuciones

Alfredo Romero, presidente del Foro Penal Venezolano, ha advertido que esta semana han ocurrido 14 detenciones políticas. Siete por protestas y siete por agentes vestidos de negro que se los han llevado de sus casas o lugares de trabajo sin presentar orden de aprehensión, explica. Hasta ahora existen 231 presos políticos en el país sudamericano, según esta ONG.

El deterioro de las libertades ha preocupado a la comunidad internacional. Venezuela se ha ubicado en el último lugar en el respeto del Estado de derecho en el mundo. Así lo ha asegurado un estudio publicado por el World Justice Project hace unos días. En en el análisis se evaluó el desempeño de 113 países, empleando como indicadores los límites al poder gubernamental, la ausencia de corrupción, el gobierno abierto, los derechos fundamentales, el orden y la seguridad, el cumplimiento regulatorio, las justicias civil y penal. Camboya y Afganistán están por encima de Venezuela.

Las restricciones políticas han arreciado en vísperas de la campaña ante unas elecciones presidenciales convocadas por la chavista Asamblea Nacional Constituyente antes de mayo. El jueves, Miguel Rodríguez Torres, exministro de Relaciones Interiores y Justicia, fue inhabilitado para postularse en los comicios por irregularidades en la declaración jurada de su patrimonio. El chavismo ha acusado a este desertor de apoyar la insurrección emprendida por el piloto Óscar Pérez, asesinado en enero, y otros hombres contra el régimen. Iris Valera, ministra de Servicios Penitenciarios, ha pedido en reiteradas oportunidades su cabeza.

Otros políticos, entre ellos Capriles, tampoco podrán participar en los sufragios presidenciales tras ser inhabilitados por el Estado venezolano.