LOS ACTORES DE LA POLARIZACIÓN: GOBIERNOS

Screen Shot 2014-09-29 at 9.25.30 AMPara el Gobierno, la polarización dificulta el logro de acuerdos entre los actores fundamentales vinculados con políticas y proyectos que buscan enfrentar problemas claves del país. La mayoría de las veces, no disponen de los espacios institucionalizados, los recursos ni las personas especializadas para llevar adelante procesos de diálogo para construir una agenda que contenga la visión compartida de país de corto y mediano plazo.  En su defecto, suelen organizar mesas de trabajo para articular los esfuerzos interinstitucionales requeridos para concretar las soluciones inmediatas abordar problemas puntuales, que -por la premura con que deben ser atendidos- en general no atacan sus raíces causales.

Adicionalmente, como parte de la cultura política prevalecen estilos de negociación polarizantes, propios del juego suma-cero, lo cual hace más difícil la comunicación y el manejo de las diferencias internas y externas.

En este contexto, reciben fuertes presiones sociales y mediáticas por intereses contrapuestos, algunas de las cuales tienen el potencial de deteriorar aún más la calidad de las relaciones entre los actores.

Como gestor de los asuntos públicos, el Gobierno pudiera reducir la polarización, a través de estrategias específicas y la activación de diversos espacios institucionalizados de encuentro para distribuir las responsabilidades en los distintos actores sociales, niveles de gobierno e instancias de la administración pública. Se les dificulta lograr la coherencia entre el discurso y la práctica dialógica, ya que el no hacerlo reduce la voluntad de participar del resto de los actores sociales, afectando la viabilidad del proceso.