Los aliados de Maduro insisten en su presencia en la Cumbre de las Américas

Los países del ALBA amenazan con aplicar medidas diplomáticas y políticas para imponer ante el aislamiento del sucesor de Hugo Chávez en la región

Los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) han amenazado con aplicar medidas diplomáticas y políticas ante la negativa de invitar a Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, a la Cumbre de las Américas que se celebrará el 13 y el 14 de abril en Lima.

Los aliados del régimen se han reunido en la XV Cumbre del Alba-TCP (Tratado de Comercio de los Pueblos) el lunes pasado en Caracas. “Rechazamos la exclusión de la hermana República Bolivariana de Venezuela y a su presidente, Nicolás Maduro Moros, en la octava Cumbre de las Américas, pues consideramos que dicha cumbre debe ser un punto de encuentro para todos los Estados del continente y un espacio donde todos podamos expresar nuestras ideas, alcanzar consensos, de sentir y debatir, respetando nuestra diversidad”, indica la Declaración de Caracas, leída por David Choquehuanca Céspedes, el secretario general del Alba-TCP.

El acuerdo ha contado con el apoyado por los Gobiernos de BoliviaCuba y Nicaragua, entre otros, que han reclamado la “intromisión” en los asuntos internos de Venezuela. La invitación a la VIII Cumbre de las Américas fue negada por el Gobierno de Perú, el anfitrión del encuentro diplomático, tras la crecida autoritaria de Maduro. Para los países del ALBA esto es valorado como un intento de desestabilizar la gestión de Maduro. “Denunciamos el intento de resucitar la Doctrina Monroe, y la amenaza militar y llamada a un golpe militar contra el Gobierno de Venezuela”, agrega el documento firmado en Caracas.

El sucesor de Hugo Chávez es acusado de ejecutar una cruenta persecución contra opositores, llevar al país sudamericano a una crisis económica de niveles alarmantes y anular la independencia de poderes. El adelanto de votaciones presidenciales, con un Consejo Nacional Electoral controlado por el chavismo y con una oposición atomizada por encarcelamientos e inhabilitaciones, ha sido condenado por los Gobiernos invitados a la Cumbre de las Américas. Los 14 países que integran el Grupo de Lima —entre ellos, las principales potencias de América Latina— habían repudiado la convocatoria unilateral del chavismo a elecciones presidenciales.

De ahí que el presidente Pedro Pablo Kuczynski haya girado instrucciones el 14 de febrero para negar la entrada del mandatario venezolano a territorio peruano. Pero Maduro ha insistido en acudir de cualquier modo a Lima. “Llueva, truene o relampaguee, por aire, tierra o mar llegaré con la verdad de la patria de Simón Bolívar”, ha dicho un día después del anuncio del Gobierno de Perú.

MÁS INFORMACIÓN