Share this:

" />
Los venezolanos Carvallo y Cruz-Díez se unen en la Alta Costura cinética

Screen Shot 2014-01-23 at 8.34.45 AMScreen Shot 2014-01-23 at 8.36.47 AMMiércoles, 22 de enero de 2014

Esta colección es un homenaje a Cruz-Diez, explicó a Efe Carvallo, quien aseguró que el trabajo con este artista de una trayectoria inmensa a nivel mundial le ha permitido unir arte y moda

EFE – El diseñador venezolano Óscar Carvallo presentó hoy en la Semana de la Alta Costura de París una colección de volúmenes plisados y color, resultado de la colaboración con uno de los padres del arte cinético, su compatriota Carlos Cruz-Díez.

“Esta colección es un homenaje a Cruz-Díez”, explicó a Efe Carvallo, quien aseguró que el trabajo con este artista de una “trayectoria inmensa a nivel mundial” le ha permitido unir arte y moda.

“El maestro Cruz-Díez me realizó seis cuadros de tres metros de largo que imprimimos en varios tipos de telas: en sedas, organzas, mikados,… y con esto empezamos a realizar la colección”, explicó el diseñador.

Fue precisamente la influencia del nonagenario artista plástico, quien ha dedicado su carrera al estudio del color, la que bañó las prendas de efusivas tonalidades estivales.

Carvallo confiesa que no está acostumbrado a trabajar con una paleta tan extensa, por lo que optó por incorporar el negro para neutralizar la intensidad cinética del lima, el celeste, el naranja o el rosa.

“En Latinoamérica trabajamos mucho el color, pero en Europa -tengo ya diez años aquí- el color se te va un poco como desvaneciendo, porque la gente no utiliza mucho color”, justificó.

Las obras de Cruz-Díez dieron la oportunidad al diseñador de sumergirse en los plisados, para lo que recurrió al artesano Lognon, que dio volumen a los trazos en modelos origami, como un espectacular bolero circular.

También se convirtieron en prendas las bandas metálicas propias del artista, que bajo la aguja de Carvallo dibujaron volantes flamencos de colores y galácticos vestidos.

“Yo quise llevar la obra de arte, como es la obra de arte, sobre el cuerpo”, afirmó el creador de Alta Costura, respecto a la que es su segunda colaboración con Cruz-Díez, tras los pañuelos de seda que presentó en el Museo de Artes Decorativas en 2007.

Carvallo integró a la perfección el encaje de Calais -un tejido que considera “el sueño hecho realidad”- en los diseños cinéticos, en lo que describe como la “unión” del presente y el pasado.

Las bandas que ondearon en los vestidos de su colección dedicada a la mujer pez regresaron a la pasarela en negro, mientras que la pedrería recubrió unos mínimos boleros.

Óscar Carvallo es el único diseñador iberoamericano en esta Semana de la Alta Costura de París, en la que lleva tres temporadas desfilando, fuera del calendario oficial de la Cámara Sindical de la Costura.