LUIS CHUMACEIRO @luischumaceiro | Juegos de guerra
Screen Shot 2015-03-15 at 9.54.10 AMFIN DE SEMANA
Sábado 14 de Marzo de 2015
|TalCual

Venezuela está cerca del colapso y de implosionar debido a su triste situación económica (…) es muy triste ver a un país que posee una de las mayores reservas de petróleo del mundo caer en una atrofia económica que ha provocado una inflación rampante y escasez de algunos productos básicos. General John Kelly, Comando Sur de EEUU En audiencia ante el Senado estadounidense


El Régimen fue sorprendido por una altanera alocución del militar gringo encargado de comandar la invasión de Venezuela ante el Congreso de los Estados Unidos. Lo que dijo entrará en los anales del absurdo que vive nuestra patria desangrada, como un testimonio real-maravilloso de lo que significa no decir nada pero explicar todo: Nos acusa de planear golpes de Estado y de querer derribar al Gobierno, pero para eso no necesitan ninguna ayuda. No conozco a nadie que quiera encargarse de ese desastre… Bien ofensivo resultó el comentario del jefe militar para Suramérica y Centroamérica.

Los militares de aquí inmediatamente se interrogaron: ¿por qué no tenemos un Senado donde nosotros podamos ejercer nuestra libertad de expresión, devolviendo el golpe? Pero nadie se tomó la tarea de explicarles que allá existe una democracia consolidada y que la tradición constitucional define la subordinación del poder militar al Poder Civil. Además, para decir algo similar a lo que aquel dijo, hay que tener conocimiento, experiencia y el respaldo de tu propio Gobierno; algo sumamente difícil de encontrar en la FANB o la Cancillería venezolana.

Pero analicemos por un instante lo que se nos viene encima. Obama, seguramente en su desesperado intento por confirmar los delirios de El Usurpador, tomó la genial decisión de calificar a nuestro país como una amenaza singular para los Estados Unidos. Esta declaratoria es similar a aquella que emitieron sus colegas antes de las invasiones a Afganistán e Irak.

Y “El Usurpador”, para que nadie diga que no es tan estúpido como Obama, demostró que no somos amenaza, amenazando: “La decisión del Gobierno de Estados Unidos de calificar a Venezuela como una amenaza’, le va a costarmuy caro’ a los gringos…”. Se escaparon los locos del sanatorio.

Pero la risa de Kelly no es de loco, se está burlando de alguien. Por una parte dice que no tiene conocidos que se quieran ocupar de este desastre pero inmediatamente da un diagnostico perfecto de lo que pasa aquí: “Si Venezuela recorta los programas sociales y continúa la escasez, algo que parece inevitable, eso podría provocar mayores tensiones y protestas, lo que podría llevar a tomar más medidas represivas contra manifestantes y la oposición (…) si se ve obligada a recortar su aportación a PetroCaribe eso podría desencadenar un desplome a nivel regional, lo que incrementaría el riesgo de mayor migración”. Terminó advirtiendo sobre la mayor influencia de Rusia en América Latina y sus intenciones de aumentar su presencia en Cuba, Venezuela y Nicaragua para desplazar navíos o bombarderos, algo que “molesta” más que preocupa al Pentágono.

¿Será que la C.I.A verdaderamente está infiltrada hasta los tuétanos en el régimen chavista con su Mata Hari particular?; o ¿Sus espías y analistas demuestran en Venezuela la eficiencia que no tienen en otros sitios del orbe? ¿Quiénes son los conocidos criollos de Kelly que no se quieren ocupar del coroto? ¿De dónde saca el generalote que esta vaina está a punto de caerse y que no hace falta ninguna intervención militar para el fatal desenlace? Parece que las respuestas se conocerán antes de que termine el año pero yo adelantaré mis particulares conclusiones.

Estoy convencido que la fuente de información de Kelly y el Departamento de Estado son los cubanos. Ellos se han encargado de saquear el país y controlan todos los hilos del poder en esta tierra arrasada. Ahora que prevén el fin de la era Fidelista están dispuestos a ajustarse a la realidad, al mejor estilo chino; y, entre las condiciones de la entrega a los brazos del capitalismo salvaje, Venezuela es un objeto del mayor interés negocial. De manera que los que han podido despejar la disolución de este proceso son los mismos que están dispuestos a venderlos al mejor postor.

Mientras tanto los alucinados se preparan para una guerra total. Dictan una ley habilitante anti imperio para enfrentar los misiles, portaviones y tanques del monstruo del Norte. Monedero y otros asesores de nivel superior (al menos en el cobro de factura en euros) tienen listo el decreto de ocupación de los Estados Unidos y la designación de Roy Chaderton como gobernador de Puerto Rico cuando la isla se convierta en Estado Libre Asociado de Venezuela. Inclusive, ya comenzó la construcción de prisiones especiales para los Rangers y Marines que nuestras milicias logren capturar en la lucha singular próxima a iniciarse.

Lo que no sabe el enemigo es que nosotros comenzamos la invasión hace años.

Screen Shot 2015-03-15 at 9.53.43 AM | Tenemos miles de soldados encubiertos en diversas localidades, en especial en el estado de Florida. Cuando llegue el momento, comenzará la Yihad Vernácula que tiene un objetivo militar bien definido: La toma de Disneylandia. Ese día, en el que la bandera de ocho estrellas ondee sobre el Castillo de la Cenicienta y el General Padrino instale sus oficinas en Magic Kingdon, los pueblos sometidos del mundo se levantaran contra Occidente guiados por la luz fulgurante del ejército de libertadores. Será el tiempo de la verdad en que se hará realidad la amenaza: “les va a costar `muy caro’ a los gringos…” El tiempo se acerca. Hasta la victoria siempre.