LUIS LACALLE | CANDIDATO A LA PRESIDENCIA DE URUGUAY Vamos a derogar muchos artículos de la ley de la marihuana

Screen Shot 2014-10-24 at 8.08.54 PMEl candidato presidencial Luis Lacalle Pou en un mitin. / M. CAMPODONICO (AP)

El candidato asegura que no eliminará la despenalización del aborto en caso de ganar

El diputado uruguayo Luis Lacalle Pou, de 41 años se denomina primero un “pragmático” y luego un “liberal conservador”. Se ha revelado como la gran sorpresa en las elecciones presidenciales de Uruguay que se celebran este domingo. Ganó las internas del Partido Nacional (o Blanco) frente al favorito, Jorge Larrañaga, a quien sumó después en su lista como vicepresidente. Y desde entonces ha recortado distancias con el izquierdista Tabaré Vázquez, de la coalición Frente Amplio. Las encuestas vaticinan que será necesario una segunda vuelta, prevista el 30 de noviembre, para elegir al sucesor de José Mujica. De cumplirse esa premisa Lacalle contaría a su favor con los votos del candidato del Partido Colorado, Pedro Bordaberry.

Lacalle, hijo del expresidente Luis Alberto Lacalle de Herrera (1990-1995), se ha esforzado en transmitir renovación y modernidad, en contraposición al legado de la derecha neoliberal que encarnó su padre. El hijo presenta una imagen cercana, juvenil, conciliadora. Y ha procurado que el padre no efectúe ninguna declaración en las últimas semanas. El lema de su campaña, “por la positiva”, apela a reconocer los logros del Gobierno de Mujica y mejorar la gestión.

La entrevista se celebró el miércoles a las once de la noche después de un mitin en la localidad de San José, municipio de unos 24.000 habitantes, a hora y media en coche desde Montevideo. Lacalle, quien más de una vez ha declarado que fumó marihuana de joven, se muestra partidario de derogar buena parte de la ley aprobada por Mujica sobre regulación del mercado de la marihuana. Eso implicaría, entre otras cosas, la prohibición de la venta en farmacias, aunque sí permitiría el autocultivo.

Pregunta. ¿Usted se considera progresista, de centro o de derechas?

Screen Shot 2014-10-24 at 8.10.20 PMRespuesta. Yo me considero primero un pragmático y luego un liberal conservador. Creo que uno no tiene necesariamente que anclarse en una ideología. Si ves mi proyecto a lo largo y ancho de mis 15 años de diputado verás elementos como la presentación del primer proyecto de América Latina de autocultivo de marihuana, miércoles, 10 de noviembre del 2010, o un proyecto de ley de fertilización asistida. Yo soy padre de mellizos in vitro. Yo diría que esto es como un cuadro impresionista en el que hay elementos de distintas paletas. Pero cuando uno lo mira termina en una imagen que es difícil de condensar o anclar en un concepto estandarizado.

P. ¿Cuáles serían las tres primeras medidas que usted tomaría?

R. No, no, yo no puedo… El elemento cronológico es muy importante. El 30 de noviembre se elige al nuevo Gobierno; el primero de marzo asume ese Gobierno. Yo he llamado a ese proceso el pre Gobierno. He marcado dos urgencias y una necesidad. Una urgencia es la educación. Vamos a un mundo que se complejiza en la demanda laboral y hay una deserción en la educación media enorme. Hoy tres de cada diez jóvenes no se pueden presentar a un trabajo.

Screen Shot 2014-10-24 at 8.10.32 PMPor otro lado, está el tema de la seguridad humana, que es un concepto un poco más amplio que la seguridad pública. Tenemos un alto índice de suicidios, un registro lamentable en violencia doméstica. Y después tenemos una creciente inseguridad pública. Ahí tenemos la segunda emergencia.

Por otro lado, estamos en un apagón logístico. Nuestro compromiso es dejar en muy buen estado el 60% de las rutas en seis años. Vamos a invertir el erario público de 10, 15 ó 20 años. Con lo cual, yo voy a comprometer fondos públicos que exceden mi Gobierno y ahí hay obligación de convocar a todos los partidos políticos para que miren los sobres, las licitaciones, las concesiones, los bancos de desarrollo que inviertan…. Voy a comprometer el erario público por tiempo que excede mi color partidario.

P. ¿Qué va a pasar con el aborto y con la marihuana?

R. En la ley de marihuana vamos a derogar muchos artículos, salvo el autocultivo. Yo no voy a derogar lo que propuse y voté. Primero, esta ley no se va a aplicar; hay dificultades enormes, las farmacias no quieren venderlo, no se quieren registrar. Yo soy partidario del autocultivo, de que se retroceda en la reglamentación y se controle la sustancia en sí mismo.

Con respecto al aborto, yo voté tres veces en contra. Tengo mis razones filosóficas que tienen un tinte religioso. Yo soy valores, soy cuerpo, soy principios. Creo que constitucionalmente no está sujeto a la Constitución y demográficamente a Uruguay le hacen falta más nacimientos, la pirámide de edad está totalmente subvertida.

Yo concurrí a las urnas cuando se convocó un plebiscito [para derogar la despenalización del aborto, en junio de 2013] y la verdad es que la mayoría social fue contundente [solo concurrió el 8% del electorado cuando se necesitaba un 25% para que el plebiscito saliera adelante]. La mayoría dijo una cosa y los dirigentes otra. Y yo no creo en violentar el signo de las mayorías sociales. Con lo cual, si se presenta un proyecto de ley yo le pediría a mis legisladores con carácter no obligatorio, porque es un tema personal y moral, que lo puedan acompañar. Yo no sé si presentaría un proyecto de ley desde el Gobierno en ese sentido.

P. ¿Cuál ha sido el principal logro de Mujica y su principal fracaso?

R. Mujica ha hecho que el mundo hable de Uruguay. Y aunque a mí no me guste su presidencia, no me guste su estilo, no tenga casi ninguna coincidencia con el presidente de la República… Pero en una nota para el extranjero los uruguayos nos protegemos, nos blindamos. Yo adentro de mi país del presidente puedo decir muchas cosas, pero afuera es mi presidente, que no es el que me gusta pero es mi país.

P. ¿Por qué ha decidido mantener en un segundo o tercer plano la figura de su padre?

R. Porque el candidato soy yo.

P. Pero no aparece nada.

R. Es notorio que el candidato soy yo.

Lacalle Pou da por zanjada la entrevista y se dirige a un local próximo donde vuelve a regalar abrazos para las fotos.