Maduro amenaza con levantar la inmunidad a los diputados opositores

EFE AFPCaracas 

El presidente de Venezuela también plantea tomar el mando de la Fiscalía

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, amenazó este domingo con levantar la inmunidad a los diputados opositores, a través de la nueva Asamblea Constituyente, para someterlos a la justicia. El mandatario también propuso tomar el mando de la Fiscalía, después de que su titular, Luisa Ortega, rompiera con el Gobierno y se convirtiera en una de sus principales adversarias. Algunos terminarán en una celda, bajo el mando de la justicia necesaria, advirtió durante un acto televisado con simpatizantes chavistas.

Se acabó el sabotaje de la Asamblea Nacional [el Parlamento venezolano, de mayoría opositora], hay que poner orden. […] Habrá que levantar la inmunidad parlamentaria a quien haya que levantarle la inmunidad, aseguró Maduro al celebrar con sus seguidores los resultados de las elecciones, unos comicios rechazados en bloque por la oposición que no presentó candidatos y promete redoblar su pulso al régimen. El mandatario no precisó los motivos para ordenar esa medida, aunque suele acusar a los diputados de intentar dar un golpe parlamentario y de incitar a la violencia en las protestas, que han dejado unos 120 muertos en los últimos cuatro meses.

Maduro recriminó a la Fiscalía por supuestamente no haber actuado ante la violencia de la que viene acusando a la oposición en los casi cuatro meses de protestas contra su Gobierno. ¿Qué creen que [la Constituyente] deba hacer con la Fiscalía? Reestructurarla de inmediato, declararla en emergencia y tomar el mando para que haya justicia, defendió Maduro, mientras la multitud chavista coreaba: Fiscal, traidora, ya te llegó la hora.

El presidente venezolano también criticó la cobertura de los canales de televisión privados, a los que acusó de censurar las elecciones, y pidió una investigación al canal Televen por hacer apología del delito. Estamos en combate comunicacional otra vez contra las mentiras de las televisoras, ¡alerta!, añadió.

Las votaciones de la Constituyente impulsada por Maduro sumieron al país en una espiral de violencia sin precedentes durante un proceso electoral, con al menos una docena de muertos desde la noche del sábado. El primer efecto de la decisión del presidente de seguir adelante con su proyecto es que Venezuela tendrá a partir de este lunes un Parlamento exclusivamente oficialista ignorado por todos los partidos de la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) y sectores críticos del chavismo. La abstención fue, incluso según las cifras del Ejecutivo, muy elevada. El Consejo Nacional Electoral (CNE) cifró la participación en un 41,43% del censo, es decir, casi 8,1 millones de votos, mientras que la oposición rebajó ese dato hasta el 12%.

MÁS INFORMACIÓN