Marcel Granier -Presidente de Empresas 1BC y de RCTV | El gobierno necesita una ventana como RCTV

TalCualESPERANZA MÁRQUEZ


Viernes 11 de Septiembre de 2015

Screen Shot 2015-09-13 at 8.02.53 PM

 

Screen Shot 2015-09-13 at 8.04.18 PM¿Cómo recibió la noticia de que la Corte IDH condenó al Estado venezolano y le ordena restablecer la señal y devolver los bienes objeto de las medidas cautelares?
C on mucho alivio porque no sabíamos cuál iba a ser la decisión.

Cuando uno va a un juicio imparcial, independiente, con unos jueces calificados uno no sabe cuáles van a ser los resultados, yo esperaba que me dieran la razón porque siempre he sentido que la verdad estaba de nuestro lado, pero al ver las cosas tan categóricas que dice la sentencia de cómo se violaron nuestros derechos sentí alivio y satisfacción porque han sido 9 años de esta lucha, pero en el fondo tenemos como 20 años luchando con esta adversidad.

-¿Qué viene ahora? -Ahora toca reconstruir todo lo que el gobierno trató de destruir y eso es un desafío grande. Yo siento que la gente en Venezuela tiene derecho de volver a ver RCTV. La sentencia de la Corte Interamericana le da ese derecho a la gente, le impone la obligación al gobierno de devolvernos la frecuencia y los equipos y nos tocará a nosotros rearmar ese rompecabezas, reconstruir la empresa y su relación con el público, porque por más fuerte que haya sido esa relación ha estado interrumpida por muchos años. Entonces es cómo reconquistar a toda esa gente que nos favoreció y cómo conquistar a la gente que se ha venido incorporando a la población de Venezuela, hay mucha gente que nunca vio RCTV. Yo me siento muy animado y muy reconfortado. Al principio mucha gente nos decía que estábamos perdiendo el tiempo, que por qué gastar esfuerzo y dinero en tribunales, que eso desgastaba mucho y es verdad, pero siento una gran satisfacción. Nosotros pensamos que nos habían violado nuestros derechos y los reclamamos.

-¿Qué mensaje hay para los venezolanos en esa sentencia?
Q ue cuando se violan nuestros derechos tenemos la obligación de reclamar y obtendremos justicia.

-¿Qué esperan? Ya Diosdado dijo que la sentencia la doblaba y se la metía en el bolsillo de atrás.

-Él se la puede meter por donde quiera, pero el hecho es que el Estado venezolano participó en ese juicio, aceptó esa instancia y todos sabemos que estamos ante una Corte muy profesional, son magistrados que vienen de 7 países distintos, han sido elegidos no designados a dedo, todos tienen formación jurídica y conocen su tema, vienen de países algunos que tienen excelentes relaciones con el actual gobierno venezolano, y el Estado venezolano aceptó participar, mandó sus abogados, sus pruebas, sus peritos, sus expertos, hizo sus razonamientos, desde el principio hasta el fin del juicio.

-¿Cómo quedaría Venezuela en el ámbito internacional si no cumple con lo ordenado por la Corte Interamericana de DDHH? -Venezuela tiene una larguísima tradición de aceptar las decisiones de los tribunales internacionales competentes. Sería trágico que Venezuela rompa esa tradición. Yo le recordaría a quienes tienen esa tentación que se vean en el espejo del general Manuel Antonio Noriega que también pensaba que estaba por encima de esas instancias, o del presidente Alberto Fujimori que todavía está preso y también en un momento dado pretendió ignorar las decisiones de los tribunales internacionales. Eso es gravísimo, sobre todo porque en este caso hay señalamientos muy concretos sobre cómo el Estado violó la libertad de expresión, el derecho a la defensa, la necesidad de una respuesta oportuna, rápida y se mete muy profundamente en el tema de la discriminación, que la motivación es política. Ahora sólo queda un camino, que el Estado cumpla y nos devuelva devolvernos la frecuencia y los equipos, que evaluaremos y ya será nuestra responsabilidad poner la señal al aire.

-¿Ustedes saben en qué estado están esos equipos? -No sabemos cómo están los equipos que son torres, antenas, trasmisores, microondas. Los militares nunca nos permitieron acceso a los sitios, ni siquiera a los vecinos.

A nosotros nos informaron que los equipos ya estaban ocupados y así transmitimos las últimas 48 horas de aquella cuenta regresiva.

Nunca dieron razón de por qué se los habían cogido, nunca nos los pagaron e hicieron con ellos los que les dio la gana.

-¿Sería una ganancia para el gobierno devolver la frecuencia y los equipos para que RCTV vuelva a salir al aire?
E ste gobierno con tantos problemas con los vecinos, con la gente, de seguridad, de abastecimiento, del valor del salario, del costo de la vida, de la inflación, la única manera de resolver esos problemas es someterse a un debate de ideas y saber cuáles son los caminos, y para eso necesita una ventana como RCTV, como TalCual, como El Nacional porque esos son los únicos sitios donde puede haber libre expresión de las opiniones, donde puede haber intercambios. Así que el gobierno debería ser el principal interesado en que vuelva RCTV. No hay democracia posible sin libertad de expresión.