Marino Alvarado -Defensor de Derechos Humano -Provea | Responsabilizo a Diosdado Cabello de mi integridad física

Screen Shot 2015-10-18 at 11.37.38 AMKEILYN ITRIAGO MARRUFO Viernes 16 de Octubre de 2015

Marino Alvarado reconoce que las autoridades nacionales han actuado diligentemente en las investigaciones sobre el ataque que sufrió el pasado 1 de octubre en horas de la tarde, en Caracas. Él y su hijo fueron forzados a entrar a su apartamento por unos delincuentes que robaron algunos objetos de valor y hasta golpearon al activista de derechos humanos en la cabeza causándole lesiones.

No obstante, el defensor llama la atención que en otras oportunidades otras denuncias que incluso él mismo ha introducido en nombre de la organización a la que sigue perteneciendo no han tenido la misma suerte. Sospecha que esta especial atención se debió a la amplia difusión y a la solidaridad nacional e internacional que hubo en el caso. “No sé si esto se hubiese hecho si la persona que hubiera sido agredida no fuera un defensor tan conocido como yo. Igual saludo la voluntad política que noto en la Fiscalía”.

¿Cree que el robo y secuestro fue ordenado?
No estoy seguro. No tengo indicios para decir que fue ordenado o fue un hecho casual. Lo dejo en manos de la Fiscalía.

¿Cabello agrede semanalmente a defensores de DDHH en su programa? ¿Lo responsabiliza de lo que le ocurrió?
Lo responsabilizo en general de mi integridad física, no del hecho concreto en sí, sino por el contexto de riesgo que él genera al atacarme con falsas informaciones.

¿Se han divulgado detalles de su vida en programas y discursos?
Sí.

¿Y esto ha puesto en riesgo su vida y la de su familia?
Fundamentalmente porque se han difundido falsas informaciones de mi trabajo y de mi vida.

¿Teme por su vida y la de su familia?
Creo que nos ponen en situación de riesgo y trasciende la personalidad del defensor. No solo está en riesgo el defensor sino también su familia.

¿Se ha sentido acosado, vigilado?
Vigilado no, acosado tampoco, hostigado sí. Por una campaña de odio de funcionarios del Estado a través de los medios públicos.

¿Se han convertido los activistas de DDHH en enemigos del Gobierno?
El Gobierno ha convertido a los activistas en sus enemigos. No nosotros.

¿Desde cuándo se ha acentuado esta situación?
Desde que se inició el programa con El Mazo Dando, aunque ya había una campaña de distintos funcionarios, como el ex presidente Hugo Chávez, el ex ministro Tareck El Aissami, el ex ministro Ernesto Villegas y la ex defensora del pueblo, Gabriela Del Mar (Ramírez).

¿Cuál ha sido el comportamiento de la justicia ante sus denuncias hechas?
No investigar. Mi caso es el primero que están investigando realmente, o por lo menos pareciera haber voluntad política de investigar. Pero en las otras denuncias que han hecho defensores de distintas partes del país no hay ninguna conclusión.

¿El Estado ha sido cómplice en permitir un discurso de odio hacia activistas de derechos humanos en Venezuela?
Funcionarios del Estado han desarrollado un discurso de odio y otros, como Defensoría del Pueblo y Fiscalía, han asumido una posición de omisión y de complicidad.

¿Por qué se quiere descalificar el trabajo de las ONG?
Porque decimos la verdad, lo que está pasando en el país en materia de derechos humanos. Y esto al Gobierno le incomoda. Es un Gobierno bastante sensible a cualquier crítica.

¿Otros gobiernos habían sido igual de sensibles ante las denuncias y señalamientos de los defensores de DDHH?
Provea cumplió este 15 de octubre 27 años de fundación y en ese tiempo todos los gobiernos nos han atacado de alguna forma. Nos han acusado de defensores de delincuentes, de terroristas, pero los ataques más intensos han sido en los dos gobiernos bolivarianos y principalmente en el de Nicolás Maduro.

¿Cómo se puede trabajar en un entorno de constantes descalificativos?
Perseverando y no dejándose intimidar. No somos la única organización en el continente que le ha tocado hacer trabajo con circunstancias bastantes adversas.