Mueren el artista peruano Fernando de Szyszlo y su esposa en un accidente doméstico

El pintor de 92 años, amigo de Breton, aunó la vanguardia cosmopolita y las culturas prehispánicas

El artista plástico Fernando de Szyszlo (Lima, 1925) murió la tarde del lunes en su ciudad natal a los 92 años, junto a la que fue su esposa en los últimos 29 años de su vida, Liliana Yábar, de 96, en un accidente doméstico, según confirmó su secretaria, que no ofreció más detalles. Un reporte de los bomberos, que atendió la emergencia en la casa del artista, en el distrito de San Isidro, señala que encontraron los cuerpos sin signos vitales y con cianosis [coloración azul] en las mucosas orales y manos. El parte añade que ambos presentaban heridas en la cabeza por caída.

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, lamentó el fallecimiento de De Szyszlo en dos tuits: Para nosotros, como peruanos y amigos de la cultura y el arte, es una inmensa pérdida. Que descansen en paz, dijo. Perú perdió a uno de sus más grandes artistas y pensadores, ha publicado el Ministerio de Cultura de Perú a través de su cuenta de Twitter. Hasta el domicilio de la pareja se acercaron amigos de De Szyszlo como Patricia Llosa y Morgana Vargas Llosa, exesposa e hija, respectivamente, del escrito Mario Vargas Llosa, y la exministra de Cultura Diana Álvarez-Calderón.

Hijo de polaco y peruana, Fernando de Szyszlo, pintor abstracto que continuaba activo, fue uno de los intelectuales y humanistas más destacados del país. De Szyszlo está considerado como uno de los mayores exponentes del arte abstracto en Latinoamérica, corriente que introdujo en Perú a partir de la segunda mitad del siglo XX para plasmar una temática indigenista. Sus obras más reconocidas, expuestas en museos de Nueva York y Madrid, entre otras ciudades, representan con su lenguaje vanguardista y no figurativo mitos y tradiciones del Antiguo Perú. El Museo de Arte de Lima (MALI) describió en 2011 su obra como el encuentro entre el modernismo cosmopolita y las indagaciones en torno a la identidad cultural del país.

Inkarri (1968), considerada su obra maestra, representa simbólicamente, con formas abstractas de fuertes tonos rojos y negros, el mito del último inca, despedazado por los colonos españoles, que recompone su cuerpo y derrota a los invasores para restaurar el imperio incaico. Esta obra es contemporánea a series como Apu Inca Atawallpaman (1963) y Paisaje (1969), mientras que en las dos décadas siguientes De Szyszlo evolucionó hacia un expresionismo abstracto de fuerte colorido, como se manifiesta en las series Interiores (1972), Waman Wasi (1975) y Anabase (1982).

En 1947 creó junto al poeta Emilio Adolfo Westphalen la revista Las Moradas, sobre la vida cultural en Perú, que se publicó por dos años, y también realizó su primera exposición, con una clara influencia cubista, a la que luego le siguieron más de cien muestras en Perú, Latinoamérica, Estados Unidos y Europa. Solo dos años más tarde de su primera muestra se casó con la destacada poetisa peruana Blanca Varela y tuvo dos hijos, Vicente y Lorenzo, el segundo de ellos fallecido en un accidente de avión en 1997.

El mismo día de su boda con Varela viajó a París, donde estudió de manera autodidacta a los pintores clásicos y estuvo en contacto con el surrealismo, informalismo y abstraccionismo. Durante su estancia en Francia también conoció a intelectuales como el mexicano Octavio Paz, el francés André Breton y el novelista argentino Julio Cortázar. Después de divorciarse de Blanca Varela, De Szyszlo se casó en segundas nupcias con Liliana Yávar en 1988, con quien fue hallado muerto hoy.

El artista fue, especialmente desde mediados de los años 80, un líder de opinión sobre la política peruana. En 1987 se sumó al novelista Mario Vargas Llosa para formar el Movimiento Libertad, un grupo de abogados, intelectuales y economistas que buscó la presidencia para el escritor en 1990, derrotado por Alberto Fujimori. Hasta sus últimos días manifestó su oposición a un eventual indulto para liberarlo de su condena a 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad.

De Szyszlo reaparecía regularmente en los medios peruanos como uno de los pocos representantes de las artes plásticas involucrado o preocupado por la involución y la corrupción en la política peruana. En una entrevista reciente en el Canal N, cuestionó la voluntad del presidente, Pedro Pablo Kuczynski de indultar a Alberto Fujimori.

MÁS INFORMACIÓN