Share this:

" />
Multitudinaria manifestación de los opositores de Nicolás Maduro
  • Opositores al Gobierno de Nicolas Maduro protestan en Caracas.

Opositores al Gobierno de Nicolas Maduro protestan ese sábado en Caracas. REUTERS

Dirigentes de la oposición venezolana y representantes estudiantiles encabezaron hoy una multitudinaria manifestación opositora en Caracas y establecieron una lista de exigencias al Gobierno, entre las que figuran la libertad de los detenidos y el castigo a los culpables de represión en las marchas.

El líder opositor venezolano, Henrique Capriles, gobernador del estado Miranda (centro del país), condenó la violencia, llamó a no protestar en horario nocturno y a no bloquear las calles y exigió rectificaciones al Gobierno y la libertad del dirigente políticoLeopoldo López.

Capriles -precedido por otros miembros de la oposición como María Corina Machado; el alcalde metropolitano, Antonio Ledezma, y el gobernador de Lara (oeste del país), Henry Falcón, así como de los portavoces universitarios- leyó un listado de exigencias junto al líder estudiantil Juan Requesens.

“Queremos la libertad de todos los estudiantes detenidos, queremos la amnistía de todos los estudiantes que han sido sometidos a un proceso judicial”, dijo Capriles.

En el listado figura también la puesta en libertad de López, en una prisión militar desde el martes acusado de varios delitos, entre ellos asociación para delinquir e instigación, y señalado por el Gobierno como causante de la violencia al término de una marcha el pasado día 12.

La lista de exigencias incluye “una medida humanitaria y la libertad” del comisario Iván Simonovis, condenado por muertes durante el fallido intento de golpe de Estado en Venezuela en 2002 contraHugo Chávez.

También se pide que “se acabe la persecución” y que quienes están en el “exilio” puedan regresar a Venezuela.

Por otra parte, demandan el desarme inmediato de los paramilitares y que se forme una comisión con diputados del partido de Gobierno y de la oposición para que, “conjuntamente con Fiscalía y los tribunales de la República, haya justicia para todos los caídos y todos los que han sido brutalmente reprimidos”.

“El Táchira no quiere tanques”

“Exigimos que cese de inmediato la represión brutal que hay con el pueblo”, subrayó Capriles, al hacer hincapié en la situación en Táchira, en el oeste del país.

“El Táchira no quiere tanques, el Táchira quiere comida, quiere empleo, quiere seguridad”, recalcó en referencia a la decisión del Gobierno de enviar tropas militares esta semana a esa región.

Junto a Lilian Tintori, la esposa de López, Capriles, que mantiene abiertas diferencias con ese dirigente, dijo que va a hacer todo lo que pueda para que éste recupere la libertad.

Capriles criticó al presidente venezolano, Nicolás Maduro, al asegurar que la oposición es amante de la paz, “pero jamás nos pondremos de rodillas frente a unos corruptos”.

“Hoy salimos a las calles de Venezuela a ratificar que la protesta es pacífica”, manifestó el líder opositor.

“Yo he dicho que no se trata de un ‘vete ya’, se trata de argumentar, porque no subestimemos la capacidad de cada quien de escuchar y de ver, las propuestas vacías no convencen a nadie, las propuestas con contenido, las propuestas que van directo a lo que siente a cada venezolano esas son las que nos permiten sumar”, señaló.

Capriles pidió a los jóvenes que no protesten por las noches porque entonces “actúan los paramilitares” y solicitó a quienes se concentren que no se “encierren” ellos mismos, en alusión a las barricadas que han acompañado las protestas en varias zonas del país.

El excandidato presidencial también se dirigió a Maduro para rechazar su constante mención de la oposición como “fascistas”.

“No te acepto ni te aceptan los venezolanos aquí, los venezolanos que piensan distinto no son fascistas”, exclamó.

Venezuela vive un clima de protestas desde el pasado día 12, después de que una manifestación de estudiantes y opositores concluyera en actos de violencia y la muerte por disparos de bala de tres jóvenes.

Hasta el momento, en esas protestas ha habido diez muertos, más de 130 heridos y decenas de detenidos.