Nelson Bocaranda Sardi @nelsonbocaranda | Felipe González viajará el próximo 17 a Caracas y España lo apoya

8/runrunes5/2015

Screen Shot 2015-05-08 at 11.09.07 PM

 

Ahora que se sabe que el viaje del expresidente del gobierno español  Felipe González a Venezuela será el próximo 17 de mayo desde Madrid se reitera que el gobierno de Mariano Rajoy no puede pedirle a González no viajar ni anular su viaje.

El ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, afirmó hace solo dos días que no va a pedir al expresidente del Gobierno Felipe González que anule su viaje a Venezuela y añadió que si le impiden la entrada, será el país latinoamericano el que tenga que valorar “la repercusión en el mundo y en la región”.

En declaraciones a Radio Nacional de España (RNE), García-Margallo recordó que González le llamó para anunciarle su intención de ofrecerse para la asistencia técnica a la defensa de Leopoldo López y Antonio Ledezma.

“No sé si va a ir o no. Los españoles tienen libertad de viajar por el mundo. Felipe es español y podrá ir a Venezuela si le parece bien o no. Que le dejen entrar o no corresponde a las autoridades venezolanas, no a nosotros. No le puedo pedir a Felipe que no viaje a Venezuela y no haga algo que él cree que debe hacer”, dijo.

Las autoridades venezolanas “no se tienen que enfadar”, afirmó, antes de apostillar: “Yo no me enfadaría si un venezolano viniese a prestar asistencia técnica a un ciudadano de su país”.

Los desplantes  más recientes  de Maduro y Diosdado Cabello contra el reino español y sus figuras más prominentes han provocado las respuestas de España que se muestra unida con sus dos partidos principales, el PP y el PSOE en la defensa de sus líderes y en las respuestas a Maduro.

Con frecuencia sale a relucir el tema de las violaciones a los derechos humanos. Por ello cito aquí al canciller de Rajoy: “No se nos puede pedir que hagamos la vista gorda cuando se trata de temas de derechos humanos. Tendrán razón o no, se habrán violado derechos humanos o no, pero no se puede pedir que no nos preocupe”.

Sobre las relaciones de España con Venezuela, afirmó que éstas “van y vienen” y explicó que el embajador español en Caracas, Antonio Pérez Hernández, ya ha vuelto al país después de ser llamado a consultas por España.

“Nicolás Maduro hizo unas declaraciones diciendo que íbamos a ser amigos y espero que eso sea así”, añadió García-Margallo. Volvió a agradecer la mediación que llevaron a cabo países como Brasil, Ecuador y Colombia y agregó que su trabajo es “intentar evitar que haya líos”.

“No estoy para crear líos, sino para arreglarlos. Pero hubo insultos notorios al Congreso, a Aznar (expresidente del gobierno), a Rajoy (actual jefe del ejecutivo español), que provocaron la llamada a consultas del embajador porque eso no es tolerable”, apuntó.

Sin embargo, apenas minutos antes de viajar a Rusia, el mandatario venezolano anunciaba que “desde España viene una guerra contra nosotros”.  Para los venezolanos estas escaramuzas tan habituales de Nicolás Maduro provocan risa.

Ayer escribimos sobre los preparativos que siguen su curso para el viaje del líder socialista español a Caracas. Con el establecimiento de una fecha definitiva, en apenas una semana, el próximo viernes 17 para el desembarco en Maiquetía debieron prenderse los alertas entre los miembros del gobierno venezolano.

De cualquier forma que actúen los funcionarios del régimen venezolano, denunciado como  violador de los derechos humanos ante diferentes instancias internacionales,  los ojos del mundo estarán sobre la figura de quien fue pieza fundamental en estructurar la democracia española.