Share this:

" />
Nelson Bocaranda Sardi -¿Por qué hay que esperar hasta después del fin de los conflictos?
 http://runrun.es 26 de febrero de 2014
 Policías Ucraniana

De cómo 100 policías pidieron perdón a los manifestantes en Ucrania apenas huyó Yanukovich

La información ha ocupado las primeras páginas de la prensa europea tras la caída del régimen genocida de Yanukovich. Increíble lo que han logrado los ciudadanos de Ucrania en menos de una semana en la que se mueven para instaurar la democracia al estilo de Europa y no de Rusia como venía pretendiendo Vladimir Putin.

El ejemplo es válido para la Venezuela que estos días ha sentido un odio y una fuerza exagerada por parte de la Guardia Nacional. Represión que no se conocía en nuestro país con esos niveles de maldad que hasta tortura a los presos y detenidos ha sido incluida.

Ver a unos policías arrepentidos de haber cumplido las órdenes de sus superiores, todos incursos en delitos de lesa humanidad ante el Estatuto de Roma es significativo.

Mas cuando se sabe que ese tipo de delito no prescribe.

¿Por qué esperar hasta que se termine el enfrentamiento?

¿Acaso no hay posibilidad de diálogo?

La Iglesia se ha ofrecido. Los dirigentes opositores lo han pedido.

Por lo menos parar la represión exagerada ayudaría. ¿No fue acaso el propio gobernador del Táchira, José Gregorio Vielma Mora, el que ayer en la mañana reconocía el exagerado uso de la fuerza por los represores militares?

Allí en San Cristóbal comenzó todo.

Cien policías piden perdón de rodillas en Ucrania 

Unos cien policías antidisturbios pidieron perdón de rodillas en la ciudad de Lvov, en oeste de Ucrania, y prometieron que siempre estarán junto al pueblo ucraniano, como se pudo apreciar en la imágenes difundidas hoy por los medios digitales locales.

El acto de constricción pública tuvo lugar anoche en un mitin en la plaza junto al monumento al poeta Tarás Shevchenko, convertida en el centro de las protestas europeístas en Lvov, baluarte de los nacionalistas ucranianos.

Los miembros del cuerpo antidisturbios “Berkut” (águila) subieron al escenario escoltados por miembros de los llamados grupos de autodefensa creados por la oposición radical al depuesto régimen de Víktor Yanukóvich, mientras los manifestantes les arrojaban monedas y pequeños objetos.

Ya sobre el escenario, los agentes se pusieron de rodillas, después de lo cual uno de ellos prometió que siempre estarán junto al pueblo de Ucrania.

Agregó que ninguno de los policías antidisturbios de Lvov participó en los violentos enfrentamientos que tuvieron lugar en Kiev la semana pasada, que se cobraron 82 muertos y cerca de 700 heridos y que terminaron con la caída de Víktor Yanukóvich, actualmente en paradero desconocido.

Según el Departamento de Interior de la ciudad, el pasado 11 de febrero, una semana antes del estallido de la violencia, en Kiev se encontraban 130 efectivos antidisturbios enviados desde Lvov.