Share this:

" />
Nelson Bocaranda Sardi -Runrunes

El Universal 28.1.2014

ALTO

¿SINCERIDAD?:

FotoJorgeSilva

Mucho ruido y pocas nueces podría ser el lema que caracterizara al nuevo -y a la vez anciano- régimen que ya va por los quince años y sigue echándole la culpa a los gobiernos anteriores. Mientras se trate a los delincuentes y criminales como “víctimas de la sociedad” y no al contrario, es decir, a los ciudadanos todos como víctimas de esas bandas delictivas, la solución está lejos de lograrse.

El doble lenguaje de estos tres quinquenios está presente en las declaraciones de los rojos a quienes solo les falta proclamar que a los malos de la partida, a los que han matado más de 180  mil personas en ese lapso, no se les tocará “ni con el pétalo de una rosa”.

El “Expediente” del domingo, firmado por el periodista de investigación  Francisco Olivares, da cuenta de que de las 107 mil muertes violentas ocurridas en los primeros diez años de gobierno de Hugo Chávez Frías 85.489 quedaron sin detenidos. Observemos lo que han hecho con el llamado Plan Cayapa Judicial del ministerio de Servicios Penitenciarios en los dos años que está vigente. En 2012 liberaron a 9.600 presos y en 2013 a 3.624. El total de 13.224 reclusos ya libres fue anunciado por la presidenta del TSJ la semana pasada en la inauguración del año judicial. En su “memoria y cuenta”  la ministra Iris Varela dice que a los reos beneficiados se les otorgaron libertades condicionales o plenas, de acuerdo a lo que les correspondía. En el documento señala que en Venezuela había 46.125 presos, de los que solo 4.669 estaban penados y 38.125 eran procesados. Si bien el plan estaba destinado a agilizar el retardo procesal hasta la fecha no se nos ha informado a los venezolanos quiénes son los presos que fueron liberados, ni qué delitos cometieron, o quiénes son, a pesar de que cuando arrancó el plan, la ministra Varela indicó que serían publicados sus nombres y números de cédula, para no causar alarma en la población.

El alerta que lanzó la ex directora de prisiones Mónica Fernández es muy grave pues no se sabe bajo qué figura jurídica fueron liberados estos reclusos: “Hay qué ver quiénes son los jueces que están otorgando libertades, porque el problema es que ponen a unos que no tienen jurisdicción en esas causas sólo para dejarlos libres”.

Ayer en este diario la colega Thábata Molina al hacer mención de esta situación interrogó al abogado Wilmer Lineros, experto en Derechos Humanos, quien enfatizó que las leyes venezolanas establecen claramente los pasos para que se pueda dar la libertad a un interno, con fórmulas alternativas del cumplimiento de la pena -destacamento de trabajo, régimen abierto y libertad condicional- y alertó del peligro de que si no se sigue lo que dice la ley “se estaría alimentando  la impunidad y al no haber seguimiento post-penitenciario, podría aumentar la reincidencia”.  Si a esto le añadimos que se estaría contemplando eliminar los permisos de porte de armas a los civiles pues “en los últimos años les han robado 5.560 armas que ahora se utilizan para cometer delitos” nos encontraremos con que serán solamente los criminales y delincuentes los que portarán armas y se sentirán más rueda libre para someter a los ciudadanos que quieren y practican la paz. Hasta hoy van 10 policías asesinados en este 2014. Cuando desde el alto poder se sigue mintiendo y manipulando a la opinión pública, utilizando todo el rojo poder hegemónico comunicacional, no se siembra la paz que se pregona. Tan solo el domingo  el propio presidente acusaba a la oposición de “estar pagando con droga a criminales para que cometan delitos y aumenten las cifras de violencia” indicando que esta semana daría más detalles.  Ojalá que esta vez presenten las pruebas -para condenar a quien lo haya hecho- pues nos tienen acostumbrados a acusar y nunca presentar las pruebas.

Cuando se analizan todos estos factores -y sin tener que ser muy maliciosos- podríamos concluir que el apoyo a los malos, disfrazado en mensajes de paz y convivencia, seguirá adelante si no se revierten muchas de esas medidas improvisadas. Hay consenso en el país para enfrentar el flagelo aupado por el caudillo muerto (al que siguen usando como si estuviera vivo) en su diario lenguaje desde la toma de posesión en 1999  hasta diciembre de 2012, como bien está registrado en múltiples medios de comunicación del globo.  Si tienen estómago para ver la programación de la nueva televisora de las fuerzas armadas  -obligadas las cableras a ponerla en su parrilla- confirman el lenguaje violento, los mensajes repetitivos al mejor estilo norcoreano del caudillo llamando a la guerra contra el enemigo y sembrando más odio con la excusa de “mostrar la historia” de los ejércitos de Mao, de Pol Pot, de Kim Il-sung, de Stalin y cualquier bicho de uña que profese el anti imperialismo contra Estados Unidos. Por supuesto que el imperio de la China de hoy ni se menciona pues “le debemos tanto apoyo revolucionario”. Todo bajo el mismo esquema de ¿paz? Insólito cuando menos…

MEDIO

SABIDURÍA:

Miquelena_Ch

Luis Miquelena cumple 95 años este mes de julio. Un falconiano que las ha visto todas en nuestra historia reciente: persecuciones, cárceles, negocios, sindicalismo, fundador y director de periódicos y partidos, militó en el PCV, ha visto la gloria del poder a la luz del día y también tras bambalinas, ministro, presidente de la Asamblea Constituyente y padre político frustrado del militar golpista devenido en Presidente de la República, Hugo Chávez Frías. Una memoria viviente, una escuela de postgrado para quienes aspiran a la política. Su entrevista con Roberto Giusti (¡enhorabuena!) en este diario el pasado domingo no es para glosarla. Es para ser leída. En un momento de coyuntura para nuestra historia, Miquelena nos deja un claro mensaje a todos nosotros: al ciudadano de a pie, a los miembros del elenco que dirige el actual régimen, a la dictadura corrupta que esclaviza a Cuba, pero, de manera muy especial, a la dirigencia de la oposición y a los militares venezolanos. Una pieza de periodismo como teníamos tiempo sin ver en nuestros medios. Ojala todos tengamos oídos y humildad para leerla dos y más veces y actuar, hacer, antes que sea mas tarde. No es solo reflexionar. Venezuela nos pide a gritos que todos la ayudemos. Más cuando Antonio Ledezma abrió páginas ayer, entrevistado por Elvia Gómez, al señalar que “Luchamos contra una junta cívico militar dirigida desde Cuba”. Tiempos cruciales.  Haz clic aquí para leer la entrevista a Miquelena.

BAJO

¿PRUEBAS?:

alejandro-Fleming-Dossier-33

No encuentran cómo justificar la reducción de divisas  a los viajeros. Echan la culpa a los raspa-cupos, pero pagamos todos. Dice el ministro Fleming, sin rubor alguno, que los han engañado obteniendo dólares para cursos piratas de inglés en Miami e Irlanda. Que reducir todos los hijos a solo $500  es  porque estaban “adoptando hijos falsamente”.  ¿Y los $30 Mil Millones de maletín?

 

 

 

@NelsonBocaranda