Share this:

" />
NELSON BOCARANDA SARDI Runrunes

El Universal 27.3.2014

NMaduro

ALTO

ANGUSTIAS:

Las que provocan en el alto gobierno las encuestas encargadas a firmas serías y no a las complacientes  que son pagadas para endulzar los oídos del cliente y adular para recibir más contratos. Maduro no se cansa de repetir que los rojos son la más amplia mayoría en el país. Igualmente que son los únicos que garantizan la paz. Ante su baja en números ordenaron “revivir  a Chávez”. Cuente las cuñas en todos los medios con la imagen y voz del caudillo. Tiene meses, de forma intermitente, diciendo que estamos inmersos en una guerra económica y desde el martes -frente a los complacientes cancilleres de países con afectos crematísticos – que ya tiene pruebas del golpe de estado que también venía anunciando sin ellas como acostumbra.

Tres generales detenidos  supuestamente comprometidos en murmullos y descontentos que la más de las veces obedecen a que la subordinación se vulneró hace años al introducir el factor político con proselitismo exagerado hacia adentro de la FANB. Son muchos los uniformados que han rumiado su inconformidad con el ala civil que “desgobierna desde que llegó Maduro”. Son generales sin tropa lo que no puede catalogarse como insurgencia armada como alegremente dijo un alto jefe militar. Quizás la excusa, más que para la chupadólares Unasur, sea para incrementar la represión, las torturas y la acción de las bandas armadas…

MEDIO

DEJÓ DE LLOVER CAFÉ:

Marzo es el mes del destape de los precios promovido por el gobierno sin oficializarlo ni ante la opinión pública ni emitiendo los decretos respectivos. “Auméntelos hasta 300%” dijeron lo que una espada sobre la cabeza de los comerciantes. Muchos menos respetando la letra -ya muerta- de la tan amenazante y políticamente manipulada Ley Orgánica de Precios y Costos Justos aprobada el 21 de noviembre vía Habilitante por Nicolás Maduro, es decir, hace 4 meses y ratificada por el TSJ el pasado 23 de enero. El desabastecimiento que el mismo gobierno ha provocado es alarmante. El café es el mejor ejemplo de ello. El paquete de medio kilo se consigue ahora en 60 bolívares cuando la semana pasada estaba regulado en 23,29 bolívares.  Es decir, más del 60% de un solo golpe al bolsillo del trabajador. Recordemos exclusivas de esta columna al respecto.

Para 1999 teníamos más de 209 mil hectáreas en plena producción, según el entonces Fondo Nacional del Café y nos autoabastecíamos de un café de excelente calidad. Se estimaba que para esa fecha el país tenía más de 100 mil pequeños y medianos productores, trabajando un rubro en el que es imposible el monopolio. Igualmente teníamos más de 70 diferentes empresas torrefactoras grandes, medianas y pequeñas. En los registros públicos está asentando cómo inclusive llegamos a exportar volúmenes importantes de buen café venezolano hacia otros países. Pero llegó la corrupta pseudorevolución e implantó un Plan Café con una oscura inversión de más de 700 millones de bolívares de los viejos. Dineros que desaparecieron y sobre los cuales nunca nadie reportó resultados.

A través de sonados programas de televisión y con el uso de la FANB,  Chávez procedió a expropiar  las empresas más grandes y las marcas más reconocidas del país, cerca del 80% de mercado. A una de ellas aún no le han cancelado ni un centavo. A la otra la obligaron a aceptar un monto muy por debajo de su valor real. Chávez para ese entonces dio instrucciones que se las entregaran a revolucionarios y activistas. Vino el efecto inmediato: comenzó a escasear el producto.  Llegó un momento en que definitivamente el café desapareció de los anaqueles de los abastos y automercados. Chávez entonces sacó la chequera petrolera y comenzamos a importar café desde Nicaragua, como negocio para su amigote Daniel Ortega y sus asociados. Café de baja calidad, como es fácil de apreciar en la mesa de los hogares. Mientras tanto, nuestro productores de Mérida, Portuguesa, Trujillo, Táchira, Lara, Aragua, Sucre, pidiendo mejores precios, más asistencia técnica. Pero la decisión era definitiva: “para los venezolanos nada, para los extranjeros nuestros dólares”. Así es que se ha gobernado en estos 15 años, en nombre del Comandante Supremo, del Libro Rojo, del Plan Simón Bolívar y el Plan de la Patria. Maduro, Giordani, Jaua,  Loyo, Orozco, Gil, cualquiera que pueda, por favor, ¡explíquenos esta comiquita que igual sucede con varios rubros…!

BARRICADA AL FUTURO:

Cuando se iniciaron las protestas estudiantiles por todo el país definimos así la principal razón de ellas. Ayer el Arzobispo de Mérida, el Rector de la ULA y el alcalde de Libertador en Mérida hicieron “un llamado cordial pero urgente, a nombre de la fe cristiana de la mayoría de nuestro pueblo, a que pongamos todas nuestras energías para la búsqueda del bien común y de la paz social…. No podemos obviar que la protesta (mecanismo estatuido en la Constitución) es el producto de la angustia y desesperación que se genera por años del deterioro en la calidad de vida sin que se observe una respuesta efectiva para frenarlo. Como una evidencia de algunos elementos que señalan este deterioro podemos citar el colapso del sistema productivo que deriva en la necesidad de importar un exagerado porcentaje del consumo nacional y una escasez a niveles alarmantes; la inseguridad que ha costado la vida en forma violenta a manos del hampa a miles de venezolanos con impunidad en la mayoría de los casos; la corrupción en materia cambiaria denunciada por funcionarios gubernamentales sin que se produzcan las investigaciones y sanciones correspondientes de los involucrados, quedando solo en acusaciones generales de saboteo. Frente a todos estos elementos y a las consecuentes protestas, a quienes protestan por no estar de acuerdo con estas y otras innumerables situaciones contrarias a una buena calidad de vida, la descalificación, el insulto, la intolerancia y la fuerza desproporcionada de los organismos de represión genera, en algunos casos, reacciones desesperadas que tampoco podemos justificar o avalar”. Hacen mención de “las bandas armadas que actúan a placer”. Invitaron al gobernador a una reunión. La misiva razona lo que hemos venido diciendo: los jóvenes quieren garantías de un mejor futuro… 

BAJO

IMPUNES ROJOS:

Por cierto, ninguno de los crímenes supuestamente cometidos por las bandas armadas ha sido investigado a fondo y más bien se han hecho los locos con sus autores. La periodista con maestría criminalística Altagracia Anzola quien se ha dedicado con pasión a investigar el asesinato de la madre embarazada asesinada en Los Teques, decía en sus tuits que le sorprendía que dejarán escapar al que disparó pues por el dueño de la camioneta supieron quien era el empleado de Corpoelec. Días atrás había disparado a otra barricada. Escribió: “@Alanzola Ahora tengo buenas razones para decirles que el crimen de Adriana Urquiola quedará impune. Al menos un buen tiempo”…