Share this:

" />
Nelson Bocaranda Sardi

El Universal 26.11.2013

ALTO

SIMONOVIS:

sIMONOVIS_ (1)

El ensañamiento exacerbado, impío, inmoral y desde el principio ilegal -pues nunca las pruebas de sus presuntas acciones fueron demostradas ni los alegatos de sus abogados permitidos pues las desmontaban- contra el ex Secretario de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía Mayor, el comisario Iván Simonovis es conocido en el mundo entero.

Los gobiernos chuletas o socios del venezolano lo saben y se voltean para otro lado. Priva lo crematístico. El resto de países -contactados en estos nueve años de prisión-  reciben con frecuencia la documentación sobre el preso enfermo con 19 padecimientos médicos y vestigios claros de tortura refinada. Su familia padeciendo el escarnio y la humillación ha sido valiente en su dolor.

Por lo que se ha filtrado en los días recientes -creo que movidos más ante el peligro que se les agrave o muera en prisión que por un verdadero acto de contrición humana- pareciera que hay voluntad en el alto gobierno para ordenar su reclusión domiciliaria. Extraño que quien fuera su superior,  el alcalde Alfredo Peña, nunca apareció en siquiera un documento judicial acusatorio. Cosas de la vida. Especulan que podrían ser amnistiados algunos exiliados cuyas causas abogan por ello desde hace tiempo. Entiendo que la presencia de la esposa de Simonovis, Bony, en la audiencia con el Papa Francisco puso en el tapete espiritual su caso y por ello la reacción del propio Maduro que podría dar el visto bueno por estos días. Ojalá. Ver para creer…

MEDIO

ROJOS RAYOS X:

piedrita_ccs

El sociólogo Tulio Hernández en su artículo semanal en El Nacional hace una radiografía realista y dura, patética y lamentable, cierta y dolorosa de lo que ha significado el régimen chavista en estos tres lustros de destrucción del país bajo el engaño permanente -con una propaganda diaria, avasallante, arrinconando o destruyendo medios libres- que ofrece desde que comenzó en 1999 “un futuro mejor” para cosechar “fidelidades” y no para resolver problemas. Sus palabras no tienen desperdicio y cito a nuestro respetado amigo:

“…Por eso han ido convirtiendo el país en un campamento, y a sus habitantes, especialmente a los más necesitados, en refugiados con motivos de urgencia. No hay proyectos de largo aliento, hay operativos. En vez de construir un sistema de salud sólido, universal y generoso, prefirieron  crear la Misión Barrio Adentro para que atendiera emergencias e hiciera sentir a los más pobres que a este gobierno sí le importaban. En vez de contribuir a reforzar un aparato productivo de alta  eficiencia, ya estatal, ya privado, crean una maquinaria de distribución de alimentos de bajo costo para, igualmente, producir en sus clientes la sensación de un acto de justicia.

Y en vez de apuntar a resolver estructuralmente la inflación, montan el circo efímero de los precios rebajados, especialmente en las tiendas de electrodomésticos, intentando un doble efecto. Satanizar a los empresarios como criminales de guerra, enemigos del pueblo, y preparar así el clima de opinión hacia la estatización total. Y saciar el hambre de consumo que agobia a una población alucinada no por la austeridad de las ideologías comunistas, sino por lo que los contestatarios de otros tiempos llamaban el “american way of life”, hecho de electrodomésticos, electrónica y ropas de marcas globales.

La actitud gubernamental es de malandros, suicidas y pedigüeños. De malandros, porque los recursos con los cuales ha forzado a los comercios a bajar los precios de sus mercancías son propios de la delincuencia: el chantaje, la extorsión, la amenaza del saqueo. De suicidas, porque, tal y como lo hizo Chávez en la campaña electoral que aceleró su muerte, con tal de asegurarse un triunfo en las elecciones del 8-D están malgastando todos los recursos y energías sin pensar en el futuro. Ni en el suyo propio ni en el de la nación. Y de pedigüeños, porque en eso han convertido a una parte de la población venezolana.

El país es una inmensa cola a la búsqueda de cualquier mercancía. De la que escasea o de la forzosamente abaratada. La imagen del comunismo soviético era el “hombre de hierro”: un obrero fornido, feliz, de grandes bíceps, trabajando incansablemente, estajanovista, para construir un futuro luminoso. La del comunismo cubano: un guerrillero heroico, fusil en mano, liberando a su pueblo del imperialismo. La del “socialismo del siglo XXI” será la de alguien, cansado, melancólico y apagado, luego de una larga cola, con un rollo de papel tualé en la derecha y en la izquierda un televisor. De plasma”.

Más claro no canta un gallo. Llama a reflexión al propio chavismo pues tras quince años de estar promoviendo un socialismo furibundo, de llenarse la boca llamándose camaradas proletarios y comunistas redivivos, lo que han dado es una demostración del capitalismo más salvaje del mundo. Ni en los “sales” del llamado “Black Friday” estadounidense o en las del inglés “Harrods” se han visto colas tan ardientes e impetuosas -hasta con sentido de vida o muerte- buscando una rebaja pasajera que dejará “los anaqueles vacíos” por muchos meses. Por eso la comparación con Zimbabue y Mugabe es cada vez más válida. Si revisan lo allí acontecido estoy seguro se sorprenderán con lo parecido al ímpetu rojo que aún prevalece… 

BAJO

LA ROJA DIANA:

AceiteDianaOliva2

AceiteDianaOlivareverso

¿Cómo es posible que Industrias Diana, expropiada para convertirse en emblema del socialismo del Siglo XXI, esté importando aceite de oliva desde la comunidad andaluza de Marinaleda y se vendan en BsF. 199 solo 750cc. (como apareció en la foto del envase en La Patilla) cuyo costo en España es de 2.50 Euros? ¿A cuánto calcula el Euro la roja Diana? ¿No y que se vendería en BsF. 70? ¿Cuál es el acuerdo firmado con el comunista alcalde de esa municipalidad Juan Manuel Sánchez Gordillo, permanente visitante del proceso rojo rojito y que inspiró a Chávez a repetir su permanente estribillo en los medios españoles: “Soy comunista como Cristo, Gandhi y Marx”?

Este alcalde fue quien el 7 de agosto de 2012, junto con unos 400 militantes del sindicato de trabajadores andaluces -y tras avisar a los medios de comunicación- sustrajo a modo de protesta alimentos de primera necesidad en los hipermercados Mercadona y Carrefour en Arcos de la Frontera y Écija. Definió esa actuación como un caso de «expropiación forzosa» y explicó que tenían la intención de entregarlos al comedor social de una ONG sevillana. Hace pocos días el TSJA condenó a Gordillo a siete meses de cárcel por ocupar la finca militar de Las Turquillas en el verano de 2012. Militante de Izquierda Unida se lo pasa viajando por el mundo mostrando y promocionando entre los grupos de izquierda  su estilo de gobierno. Cuidado y es uno de los maestros en la reciente ofensiva contra los comercios “especuladores y usureros”. Los mismos términos utilizados por el “showman rojo” en su España natal…

 @nelsonbocaranda