Octavio Lepage | COMO BARCO SIN BRÚJULA

Octavio-LepageHOJA DE RUTA POLÍTICA (No 152)

Caracas, 8 de Septiembre del 2015

 

En plena efervescencia por la declaratoria injustificada del Estado de Excepción en la frontera tachirense con Colombia, Maduro abandonó el campo de batalla y con nutrida comitiva de familiares y amigotes emprendió viaje a tierras lejanas, Vietnam, China y Catar.

Esa operación militar, ahora extendida a la Guajira zuliana, cuesta mucho dinero que tan escaso está para necesidades vitales; como también cuesta una boloña de dólares la excursión aérea por lejanas latitudes. China reforzó el torniquete imperial sobre Venezuela, mirando con voracidad mal disimulada a la Faja del Orinoco. Ese nuevo préstamo chino tendrá el mismo destino ignoto de los anteriores, como es lo acostumbrado.

El gobierno se mantiene impertérrito ante el reclamo nacional e internacional de libertad y garantías para unas elecciones confiables. Guapo y apoyao, el CNE se niega retrecheramente a admitir observadores de organismos internacionales confiables y competentes, como la OEA, la ONU, la Unión Europea. Sólo acepta acompañantes designados por Unasur, lo que significaría, tal como lo señaló un parlamentario brasilero, entregarle al zorro la llave del gallinero. Screen Shot 2015-09-08 at 6.44.19 PM

Y continúan privados de libertad Leopoldo López, víctima de incontables maltratos morales; el Alcalde Metropolitano Antonio Ledezma, Daniel Ceballos, Enzo Scarano, y decenas de jóvenes estudiantes apresados por participar en manifestaciones pacíficas de protesta.

El gobierno Maduro-Cabello, no toma en cuenta el reclamo ni la protesta nacional e internacional. Sus maestros cubanos los han aleccionado bien. Son ellos los que vigilan celosamente que sean embarcados los 100 mil barriles diarios que Venezuela le regala a Cuba.

IMG_0575En este campo minado la campaña electoral de la oposición se dificulta. Pero, con una estrategia no académica, con una estrategia realista e imaginativa, la oposición está en capacidad de desbaratar obstáculos y trampas.

La oposición tiene un punto de apoyo, una plataforma de lanzamiento sólidos. Un porcentaje elevadísimo de venezolanas y venezolanos están decididos a quitarse de encima, a punta de votos, este gobierno inepto, irresponsable, ladrón. Un buen porcentaje de chavistas están en esa misma tónica.

Como el gobierno sabe que la abstención lo favorece, está decidido a sembrar miedo. A eso obedece el Estado de Excepción que ahora se ha extendido al Zulia y seguramente se extenderá a otras regiones.

Tarea prioritaria de la oposición es derrotar el miedo. No olvidar que preferible es morir de pie que vivir de rodillas.