Octavio Lepage | EL PUEBLO MARCARÁ EL RUMBO

Octavio Lepage copy 3HOJA DE RUTA POLÍTICA 240

Caracas, 11 de Octubre del 2016

 

 

 

Cuando me siento a escribir esta hoja el panorama político no está claro. Por el contrario, aparece cargado de rumores, todos explosivos. Menos mal que en los comandos de la oposición se respira tranquilidad y optimismo. 

Maduro, con la gordura de quien come completo y sabroso, pronunció una sentencia demoledora: Las elecciones no son prioritarias. Siglos de paciente desarrollo del principio de la separación de poderes fue tiempo perdido. Maduro, incluso superó a Stalin y a Fidel, pues en la Unión Soviética se celebraban elecciones y en Cuba continúan celebrándose, tan sólo que en ellas participan candidatos únicos postulados por un partido único. 

Se afirma que ya están aprobadas por el Tribunal Supremo de Justicia dos sentencias demoledoras. Una desconociéndole a la MUD su condición de partido político, sin derecho entonces a postular candidatos. Otra, declarando improcedente al Referendo Revocatorio por fraude en la recolección de firmas, según denuncia de un reconocido suma cum laude en fraudes y trapacerías electorales. 

El descaro de este gobierno es grande, ni siquiera se interesa en guardar las apariencias. Su muy admirada Cristina Kirchner perdió la elección presidencial y aceptó sin protesta el triunfo del actual presidente Mauricio Macri. PPK, es Presidente del Perú, y su fracción parlamentaria es ínfima. A la derrotada Kaiko Fujimori no se le ocurrió cuestionar el triunfo de PPK. En Brasil hemos contemplado algo revelador, Dilma Rousseff electa presidenta, fue destituida sin manifestaciones de violencia por parte de organismos armados. En Colombia, el presidente Santos sometió a plebiscito su acuerdo de paz con la FARC, y como ganó el NO, está renegociándolo, democráticamente. ¿Por qué estos mecanismos democráticos funcionan en esos países hermanos, y Maduro, y quienes lo mantienen en el poder, con Raúl Castro a la cabeza, se empeñan en darle el palo a la lámpara

La MUD tiene el apoyo de la Constitución y de la mayoría arrolladora de venezolanos que votó en las elecciones del 6D y que se manifestó el pasado 1S. No tiene tanques ni tanquetas, no tiene aviones, no tiene fragatas, no tiene colectivos paramilitares armados ni milicias irregulares.

Si en la historia de los pueblos contaran exclusivamente los militares, tendrían razón los estrategas de la resignación, y tendríamos que sentarnos con los brazos cruzados esperando pacientemente a que Dios nos ayude, como en buena medida ha sido el caso en estos 17 años de represión implacable.

Si por el contrario, el pueblo despierta, como estoy seguro de que despertará, la democracia, la dignidad nacional, la soberanía popular marcarán el rumbo.