Octavio Lepage | FORASTEROS SÍ – VENEZOLANOS NO

Screen Shot 2015-09-22 at 1.47.27 PMHOJA DE RUTA POLÍTICA (No 155)

Caracas, 17 de Septiembre del 2015

 

Hablan mucho de patria, pero la desprecian. De otra manera no se explica que pusieran en manos de extranjeros servicios públicos esenciales.

Hasta para sus chequeos médicos rutinarios Chávez se trasladaba a La Habana. Cuando se le detectó el cáncer, a pesar de tener Venezuela oncólogos reconocidos internacionalmente, se mudó para La Habana, y desde tierra no venezolana ejerció sus funciones presidenciales hasta el día de su muerte.

Ese rechazo sostenido de Chávez a recibir atención médica en Venezuela tuvo que generar universalmente la creencia de que los médicos venezolanos son mediocres, y pésimos nuestros servicios de salud.

Ingenieros y arquitectos han sido víctimas de esa preferencia oficial por los forasteros. No se les utilizó en la construcción de los edificios de la Gran Misión Vivienda Venezuela. Se trajo ingenieros, arquitectos y hasta maestros de obra de China, Rusia, Irán, Bielorrusia, Vietnam.

Se contrató la construcción del segundo puente sobre el Orinoco con la empresa Odebrecht, la predilecta de Lula, con olvido de que ingenieros venezolanos construyeron el Puente Sobre el Lago y el primer puente sobre el Orinoco.

Abogados, economistas, administradores, expertos en computación también han sido discriminados. Se dio el caso, insólito porque afecta áreas estratégicas vitales, de entregar a cubanos castristas el control y manejo de los servicios de identificación y extranjería. También se les entregó el control y manejo de las aduanas y de los servicios portuarios.

Este cuadro patético de entreguismo, de automutilación de la soberanía explica que se haya configurado la creencia de que Venezuela se ha transformado en colonia de Cuba, no solamente en lo ideológico sino también en lo económico. No hay explicación racional para que Venezuela continúe regalándole a Cuba cien mil (100.000) barriles diarios de petróleo, que vendidos en el mercado internacional generarían varios millardos de dólares para comprar alimentos y medicinas en la situación de escasez crítica en la que nos hallamos.

La oposición hasta el momento ha mantenido silencio cómplice. La campaña electoral es la ocasión para agitar este problema como una de las razones que obligan a derrotar con votos al gobierno entreguista y anti patriota de Maduro el 6 de Diciembre.