Octavio Lepage | LA PDVSA DE CHÁVEZ-RAMÍREZ

Screen Shot 2015-10-28 at 3.58.11 PMHOJA DE RUTA POLÍTICA (No 165)

Caracas, 27 de Octubre del 2015

Hace dos o tres años, la revista Forbes, que acostumbra hacerle seguimiento a las grandes fortunas internacionales, incluyó a Rafael Ramírez entre los 500 más ricos del mundo. Tal información, que ha debido tener fuerte repercusión en Venezuela, pasó desapercibida.

En el círculo íntimo de Rafael Ramírez se recuerda su inclinación a decir que él había nacido para ser multimillonario, a semejanza –decía– de otros que nacen para ser novelistas famosos, aplaudidos directores de orquesta, peloteros consagrados. Lo malo es que ha llegado a ser multimillonario esquilmando a PDVSA, nuestra gallina de los huevos de oro.

Ramírez no sabía nada de petróleo. Sin embargo, pasando por encima de expertos consagrados en la materia, Chávez lo designó presidente de PDVSA. Se reveló experto masajista de egos hipertrofiados. Para responder a quienes criticaban la “politización” de PDVSA, con ardor oratorio, en 2006, proclamó con altanería que PDVSA es “roja rojita”. Aquello cautivó a Chávez; y para que su dominio sobre el área petrolera fuera total, lo nombró también Ministro de Minas y Petróleo.

Chávez impuso la modalidad inconstitucional de incluir en el presupuesto anual solamente un porcentaje (entre 50% y 60%) de los ingresos provenientes del petróleo. El resto iba a un fondo especial (Fonden), manejado discrecionalmente por él y Rafael Ramírez. Como Chávez consagraba su tiempo a modelarse y proyectarse como líder continental y mundial, sucedió lo previsible: Ramírez manejaba esos recursos cuantiosísimos a su real saber y entender. Zamuro cuidando carne.

Recientemente un reportaje con firmas responsables, aparecido en el conocido e influyente diario norteamericano The Wall Street Journal, hace revelaciones escandalosas sobre Ramírez y sus manejos turbios al frente de PDVSA. Menciona que por el Banco de Andorra, el minúsculo principado en Los Pirineos, pasaron 4.000 millones de dólares de procedencia venezolana, concretamente de PDVSA, según lo revelado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

Si se quiere, esto es una menudencia. Un venezolano de nombre Francisco Illaramendi, de la íntima confianza de Ramírez, sustrajo 500 millones de dólares del fondo de prestaciones de los trabajadores de PDVSA. Illaramendi está preso en Estados Unidos por esa razón; en Venezuela los gerentes de esa empresa no se sintieron obligados siquiera a dar explicaciones. Por lo demás, hay una verdadera promoción de multimillonarios que ejercieron cargos directivos en Citgo. Y Rafael Ramírez muy campante. Se siente a salvo de cualquier investigación, protegido como está por la inmunidad diplomática en su condición de Embajador de Venezuela en las Naciones Unidas.

WSJ | EE UU investiga a Rafael Ramírez por presunta corrupción en Pdvsa http://www.pedromogna.com/wsj-ee-uu-investiga-a-rafael-ramirez-por-presunta-corrupcion-en-pdvsa/