Octavio Lepage | Lecciones de RÓMULO BETANCOURT ı La Constitución debe ser RESPETADA, NO PUEDE ser VIOLADA IMPUNEMENTE

Screen Shot 2016-02-26 at 5.05.55 AMHOJAS DE RUTA POLÍTICA (Nos.  188 – 189)

Caracas, 26 de Febrero del 2016

El momento que vivimos de crisis devastadora, con el país en ruinas, con amenaza de hambruna como en tiempos remotos de barbarie, es oportuno para recordar el ejemplo de Rómulo Betancourt, cuando conmemoramos un aniversario de su nacimiento el 22 de Febrero de 1908. 

La primera gran lección es que el liderazgo político es para servir, no para mandar. A la muerte del tirano Gómez, Venezuela estaba hundida en la pobreza, azotada por el hambre y las enfermedades. El paludismo causaba estragos al igual que la tuberculosis. En aquel escenario tan impropicio, Rómulo Betancourt decidió entregarse al ejercicio de la política, y perseveró hasta su muerte sin hacerle concesiones al desaliento ni al derrotismo. 

Otra lección fue honrar la lealtad, con fuerte rechazo a las trampas y zancadillas, vicio tradicional en la política venezolana. Su conducta política la ciñó a una inflexible línea recta. Uno de los primeros decretos de la Junta de Gobierno que siguió al derrocamiento de Medina Angarita, de la cual formaba parte, fue el que impedía a sus siete miembros ser candidatos a la elección presidencial que se realizó en 1947. 

Tomando en cuenta su popularidad arrolladora, la habilidad y firmeza para manejarse en un terreno minado, consciente de que la inflexibilidad de Rómulo Gallegos operaba en su contra, en un escenario de tantas acechanzas, gente muy influyente, insospechable de arribismo, se acercó a Betancourt para plantearle que debía ser él, no Gallegos, el candidato presidencial. Rechazó de plano el planteamiento. Gallegos había aceptado ser candidato presidencial simbólico cuando compitió con el General Medina Angarita en 1941, cuyo triunfo estaba asegurado porque el Presidente de la República lo elegía el Congreso Nacional.

Un planteamiento reiterado de AD era el establecimiento del sufragio universal directo y secreto para la elección del Presidente de la República. Se consagró en la Constitución de 1947. Con este sistema se celebró la primera elección presidencial libre de Venezuela, en Diciembre de 1947, en la que triunfó Rómulo Gallegos abrumadoramente. 

En el programa de AD figuró siempre que se establecería un sistema distinto para repartir los ingresos por la explotación del petróleo. Hasta entonces, las empresas petroleras, todas extranjeras, percibían casi la totalidad de esos ingresos, con participación muy reducida del Estado venezolano. Con audacia, sin temor a las reacciones imperiales, Betancourt estableció lo que se denominó fifty-fifty, es decir, el reparto por igual de esos ingresos entre empresa y Estado. También implantó el principio de no más concesiones. 

Derrocado Gallegos, por el golpe militar del 24 de Noviembre de 1948, Betancourt volvió al exilio. Fueron 10 años de lucha intensa contra la dictadura. Es asombroso que a pesar de ese ajetreo intenso tuviera tiempo para escribir 1665864Venezuela Política y Petróleo, obra fundamental que debería ser estudiada por las nuevas generaciones venezolanas. 

Derrocado Pérez Jiménez, Betancourt se presentó como candidato, y resultó electo Presidente, a pesar de que su contendor principal, el vicealmirante Wolfang Larrazábal, gozaba de arrolladora popularidad. Su gobierno tuvo que hacer frente a la conspiración reaccionaria que organizó el atentado de la Avenida Los Próceres, donde estuvo a punto de perder la vida. Enfrentar también el terrorismo urbano y los frentes guerrilleros de los jóvenes dirigentes estudiantiles, que deslumbrados por Fidel Castro se empeñaron en tomar el poder por la fuerza. A pesar de enfrentarse simultáneamente a estos peligros tan serios hizo obra efectiva como gobernante. Mencionemos por el momento a la presa Guri, la tercera más grande del mundo.

 

 

Iguales rojas en azulimagesCustodia de la Constitución 

Artículo 333.- Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella. En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia.

Artículo 334.- Todos los jueces o juezas de la República, en el ámbito de sus competencias y conforme a lo previsto en esta Constitución y en la ley, están en la obligación de asegurar la integridad de esta Constitución.

Derecho a la resistencia

Artículo 350.- El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos.

Invalidación por la Asamblea Nacional

Artículo 223.- La Asamblea o sus Comisiones podrán realizar las investigaciones que juzguen convenientes en las materias de su competencia, de conformidad con el reglamento. Todos los funcionarios públicos o funcionarias públicas están obligados u obligadas, bajo las sanciones que establezcan las leyes, a comparecer ante dichas Comisiones y a suministrarles las informaciones y documentos que requieran para el cumplimiento de sus funciones. Esta obligación comprende también a los y las particulares, a quienes se les respetarán los derechos y garantías que esta Constitución reconoce.

Requisitos para ser Miembro del Consejo Nacional Electoral (CNE)

Artículo 296.- El Consejo Nacional Electoral estará integrado por cinco personas no vinculadas a organizaciones con fines políticos; tres de ellos o ellas serán postulados o postuladas por la sociedad civil, uno o una por las facultades de ciencias jurídicas y políticas de las universidades nacionales y uno o una por el Poder Ciudadano. Los o las tres integrantes postulados o postuladas por la sociedad civil tendrán seis suplentes en secuencia ordinal y cada designado o designada por las universidades y el Poder Ciudadano tendrá dos suplentes, respectivamente. La Junta Nacional Electoral, la Comisión de Registro Civil y Electoral y la Comisión de Participación Política y Financiamiento, serán presididas cada una por un o una integrante postulado o postulada por la sociedad civil. Los o las integrantes del Consejo Nacional Electoral durarán siete años en sus funciones y serán elegidos o elegidas por separado: los tres postulados o postuladas por la sociedad civil al inicio de cada período de la Asamblea Nacional, y los otros dos a la mitad del mismo. Los o las integrantes del Consejo Nacional Electoral serán designados o designadas por la Asamblea Nacional con el voto de las dos terceras partes de sus integrantes. Los o las integrantes del Consejo Nacional Electoral escogerán de su seno a su Presidente o Presidenta, de conformidad con la ley. Los o las integrantes del Consejo Nacional Electoral serán removidos o removidas por la Asamblea Nacional, previo pronunciamiento del Tribunal Supremo de Justicia.