Octavio Lepage | LOS DEMÓCRATAS DEL MUNDO CONTRA LA DICTADURA TOTALITARIA EN VENEZUELA

Octavio LepageHOJA DE RUTA POLÍTICA (No 134) Caracas, 16 de Junio del 2015

En el mundo entero se mira hacia Venezuela con preocupación. A nadie escapa que la crisis económica es tan acentuada y tan mal manejada que no es descartable una hambruna general, como las de Corea del Norte y las de los países más empobrecidos de África.

Al mismo tiempo se dan cuenta de que en Venezuela la democracia se extinguió, que el gobierno es una dictadura de la peor especie, la totalitaria, que ha dejado a la oposición democrática sin espacio vital, condenada, si la situación no cambiara, a recluirse en nichos de sobrevivencia sin ventanas hacia la calle.

Screen Shot 2015-06-17 at 6.00.20 AMVoces de solidaridad y de protesta vienen resonando en todo el planeta. Una de las más recientes es la de Desmond Tutu, arzobispo anglicano de Ciudad del Cabo y asesor de confianza de Nelson Mandela. En un comunicado reciente dice: “desde las protestas callejeras de Febrero del 2014, el gobierno usa la fuerza para reprimir, murieron 43 personas y arbitrariamente encarcelaron a más de 3000”… “que un gobierno actúe de esa manera contra sus propios ciudadanos, cuando están ejerciendo sus derechos fundamentales de libertad de expresión y asamblea, es atroz”.

Con parecida contundencia se ha expresado el ex presidente de España, Felipe González, quien por propia iniciativa viajó a Caracas para integrarse al equipo de abogados encargado de la defensa de Leopoldo López. No se lo permitieron. A su regreso a Madrid, en rueda de prensa declaró: “en Latinoamérica se sabe que la situación de Venezuela no es sostenible. He regresado seriamente preocupado y triste por Venezuela, que es un país en proceso de destrucción en todos los aspectos que puedan imaginar”. Felipe González fue presidente de España durante 14 años consecutivos. Había sido líder juvenil en la clandestinidad del Partido Socialista Español (PSOE), y asumió su Secretaría General en un congreso de exiliados realizado en Suresnes, Francia.

Las críticas fulminantes de Tutú y Felipe González se suman a las de centenares de personalidades notables, integradas en un gran movimiento internacional, que reclaman la libertad de los presos políticos y retorno de la democracia en Venezuela, en elecciones libres, con observadores internacionales calificados.

Con el rabo entre las piernas, quienes nos gobiernan están ahora dedicados a hacerse perdonar por el “Imperio”, por la intermediación comprensiva de míster Shannon. Ya los mamadores de gallo empiezan a denominarlos los USAboys.