Octavio Lepage | MÉXICO – VENEZUELA

Octavio LepageHOJA DE RUTA POLÍTICA (No 133)

Caracas, 11 de Junio del 2015

El retardo en fijar fecha para la elección de diputados a la Asamblea Nacional es deliberado. El gobierno quiere dejar claro que la considera simple formalidad, sin consecuencia alguna sobre su continuidad en el poder. Da por sentado que el gobierno no pierde elecciones.

Resulta interesante comparar y contrastar la calidad institucional de las elecciones en México y Venezuela. Por décadas prevaleció la impresión de que en México el partido de gobierno –PRI– nunca perdería el poder porque ganaba todas las elecciones. Vargas Llosa llegó a calificar al modelo de gobierno en México como la dictadura perfecta. Los presidentes del PRI se alternaban en el poder a través de elecciones, pero nunca las perdían.

Ese panorama, políticamente estático, evolucionó. El inderrrotable PRI perdió unas elecciones presidenciales, resultando electo presidente de México Vicente Fox, del partido conservador Acción Nacional (PAN). Éste triunfó también en las elecciones siguientes, en las que fue electo uno de sus dirigentes más importantes, Felipe Calderón. En las elecciones siguientes el PRI recuperó el poder con el actual presidente Enrique Peña Nieto.

En un país como México, tan violento y en el que las elecciones resultaban casi una farsa, porque se desarrollaban entre la violencia y el fraude, pareciera que ha evolucionado su desarrollo político consolidándose la alternancia en el poder. Esta evolución positiva contrasta con el retroceso político en Venezuela.

En Argentina habrá elecciones presidenciales este año, en Octubre. Como se aprecia a través de los medios, la campaña electoral está en pleno desarrollo. No se sabe todavía si la presidenta Cristina Kirchner aspira de nuevo a la re-elección, aunque tratándose de una Kirchner, lo más probable es que sí esté aspirando. También aspiran otros peronistas, Scioli y Mazza. En el extremo opuesto el aspirante que más resalta es Mauricio Macri, alcalde re-electo de Buenos Aires, de familia opulenta.

Screen Shot 2015-06-10 at 8.42.30 PMComo puede apreciarse, la democracia ha venido ganando terreno y afirmándose en América Latina, con electores cada vez más conscientes y exigentes. El caso de Venezuela es dolorosamente patético. Las elecciones deben celebrarse obligatoriamente este año, y sin embargo el CNE no ha fijado la fecha de las elecciones, negándole a la oposición las explicaciones a que tiene derecho. Los dirigentes políticos de primera línea como Antonio Ledezma, María Corina Machado, Henrique Capriles Radonski, Leopoldo López, están unos presos arbitrariamente y otros perseguidos ¿Será posible ponerse de espaldas a la historia y dejar que Venezuela se hunda en la miseria, y deje de ser país soberano para convertirse en colonia?