Octavio Lepage | OBAMA Y LOS CORRUPTOS

Octavio LepageHOJA DE RUTA POLÍTICA (No 116) Caracas, 18 de Marzo del 2015

La respuesta de Maduro a la Executive Order (OE) del presidente Obama es una ley habilitante aprobada apresuradamente por la Asamblea Nacional com el nombre pomposamente cursi de Ley Habilitante Anti Imperialista para la Paz.

En realidad, con ley habilitante o sin ella, el gobierno continuará haciendo lo que le venga en ganas. En Venezuela la Constitución fue lanzada al cesto de la basura hace tiempo, al igual que todo el ordenamiento legal. Los casos concretos de violación al texto constitucional son innumerables. Mencionemos solamente el de la diputada Marìa Corina Machado, electa por altísima votación, despojada de su curul parlamentaria por decisión personal arbitraria del mandamás de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello. Hasta se le prohíbe la entrada al Palacio Legislativo.

En su EO, el presidente Obama puntualiza que “no tiene como objetivo penalizar a la población ni a la economía de Venezuela. Tiene que ver con la corrupción pública de parte de funcionarios del gobierno de Venezuela”. Son estos funcionarios corruptos los que tendrán bloqueadas o congeladas sus propiedades en Estados Unidos. Como en ese país se respeta la autonomía de los jueces, los que se consideren afectados injustamente deberían acudir ante un tribunal norteamericano. Esta vía está abierta a los seis oficiales y a la fiscal mencionados por Obama.

Screen Shot 2015-03-19 at 7.48.12 AMSin la denuncia de Obama habría sido muy difícil a los venezolanos enterarnos del saqueo al Tesoro Nacional por funcionarios de alto y mediano nivel en 15 años de gobierno Chávez-Maduro. Me dicen que hace tres años la revista FORBES, una de cuyas especialidades es hacerle seguimiento a las grandes fortunas, incluyó a Rafael Ramírez entre las 300 personas más ricas del mundo. Como FORBES, revista en inglés, tiene poca circulación en Venezuela, nadie pareció enterarse. Rafael Ramírez continuó siendo el #2 de Chávez, y luego de maduro. Ahora es embajador ante las Naciones Unidas.

Debe estudiarse la viabilidad de recuperar para Venezuela, en situación económica tan comprometida, lo robado por esa legión de funcionarios corruptos, con depósitos multimillonarios en numerosos bancos de distintos países. El presidente de Copei, Roberto Henríquez, ha hecho señalamientos en ese sentido que merecen ser analizados por la oposición unificada. También los diputados de Primero Justicia, Ismael García y Julio Montoya, han hecho planteamientos similares.

Nosotros los opositores hemos sido bastante pasivos en la denuncia y combate contra estas escandalosas corruptelas. Sería imperdonable seguir con este mismo comportamiento.