Share this:

" />
Octavio Lepage ¡Venezuela con sus estudiantes!

Screen Shot 2014-02-23 at 8.14.09 AMViernes, 21 de marzo de 2014 

¡Venezuela con sus estudiantes!

Quienes saben de política alertan contra la inclinación a manejar abstracciones, a no situarse en la realidad concreta con la que se debe lidiar. Como Venezuela se encuentra en una encrucijada riesgosa es importantísimo no perder el rumbo a seguir para alcanzar los objetivos que nos movilizan.

La realidad concreta es que el gobierno (Chávez + Maduro) tiene quince (15) años en el poder pues ganan todas las elecciones al igual que los Castros en Cuba. De ser un país pujante, con desarrollo lento pero ascendente, con niveles de bienestar y calidad de vida aceptables, ahora nos encontramos en serios aprietos. Nuestra producción está muy por debajo de los que consumimos, viéndonos obligados a importar elevadas cantidades de alimentos y demás artículos de consumo masivo; y algo aún más grave: los dólares generados por la exportación de petróleo no alcanzan para financiar esas importaciones indispensables. Así de simple, así de inquietante.

Con balance tan negativo y sin la magia carismática de Chávez, aferrarse al estilo chavista de gobernar es una insensatez, como lo evidencia el estado de insurgencia cívica nacional en que nos encontramos. Lo indicado en situaciones como la que está viviendo Venezuela, habría sido una apertura política para abrirle cauce a una transición consensuada que facilite el retorno progresivo a la democracia pluralista, como en el Brasil y Chile, para citar los ejemplos menos distantes.

Esa apertura fue descartada de plano. Los entendidos y bien informados sustentan la convicción razonada y documentada, de que La Habana no le dio luz verde. A los Castro les aterra la apertura porque pone en peligro la multimillonaria ayuda venezolana, sobre todo el suministro gratuito de cien mil (100.000) barriles de petróleo diariamente. A los Castro solo los tranquiliza la permanencia indefinida de Maduro en el gobierno. La veteranía acumulada en 54 años de autocracia totalitaria la han puesto al servicio de ese objetivo. Por naturaleza a los venezolanos nos repugna la crueldad y el desprecio por la vida humana. Esos paramilitares (“colectivos” para despistar) que disparan a matar, con certeros disparos a la cabeza, son milicianos cubanos o venezolanos entrenados y fanatizados en Cuba.

La admirable decisión de los estudiantes de mantenerse en insurgencia cívica contra la evidente determinación de implantar en Venezuela una dictadura gorila es respaldada por casi la totalidad de los venezolanos, las madres, unas en las marchas, otras donando comida, otras caceroleando, las que desafían a los represores en las barricadas; los padres apoyando a sus hijos, otros dando efecto multiplicador a los atropellos cometidos por este régimen divulgándolos en las redes sociales, todos unidos como un gran país en busca de una salida salvadora.

ANALITICA.COM no se hace responsable por las declaraciones y conceptos emitidos en los artículos de opinión publicados en nuestro sitio Web, los cuales son de la exclusiva responsabilidad de sus autores