Octavio Lepage | VENEZUELA Y EL MUNDO EXIGEN REVOCATORIO

Octavio Lepage copy 3HOJA DE RUTA POLÍTICA 235

 Caracas, 20 de Septiembre del 2016

 

Uno escribe sin elementos de juicio suficientes por no estar involucrado en el quehacer político de cada día. En buena medida actúa como un outsider, que por definición sólo dispone de información limitada en relación a objetivos y estrategias. 

Estimo que, por el momento, es innecesario y no sería juicioso pretender realizar inmediatamente otra multitudinaria manifestación como la del 1S, en la que participaron voluntariamente no menos de un millón de venezolanos. El 1S fortaleció mucho nuestra confianza en que el pueblo venezolano no está resignado, ni vencido, ni entregado, como muchos pensaban, juzgando por las apariencias. Lo que pudo apreciarse ese día es que el pueblo está alerta, decidido a actuar por las vías constitucionales para librar a Venezuela de la tragedia de continuar siendo gobernada por un señor que carece de todas las capacidades requeridas para gobernar un país.

En lo del diálogo, siendo benignos, sí actuaron con precipitación y desprevenidos. Fueron arrastrados a dialogar en un misterioso cónclave en el balneario dominicano de Punta Cana. Se supo por indiscreción calculada de un connotado representante del gobierno. Parecido secretismo prevaleció en reuniones posteriores en Caracas, también divulgadas por el mismo personaje oficial. Es indudable que a pesar de las aclaratorias de la MUD estos encuentros secretos con el gobierno desconcertaron un tanto a la opinión pública. Cabe destacar que lo incorrecto no fue conversar con gente del gobierno, dialogar es lo civilizado, lo incorrecto fue no anunciarlo previamente para que los venezolanos lo supieran y no cayeran en la trampa de la estrategia desalentadora oficialista

No hay que desviarse del objetivo. Todavía hay tiempo para realizar el Revocatorio este año, y eso es lo que quiere el pueblo venezolano. Por supuesto que Maduro se resiste y manipula para que el tiempo pase y ya no sea posible. Apoyan esta maniobra, en actitud complaciente y servil, las cuatro rectoras del Consejo Nacional Electoral, indignas de ocupar una posición tan importante en democracia. Un ejemplo concreto de esta maniobra dilatoria es la supuesta participación de un representante del Vaticano en la mesa de diálogo. El Secretario de Estado, Cardenal Pietro Parolin, ha declarado que están dispuestos a participar siempre que les llegue la invitación correspondiente. Pues bien, ya han transcurrido varias semanas y tal invitación no ha sido enviada

Afortunadamente, tales estrategias antidemocráticas han hecho que el mundo vea con más claridad lo que pasa en Venezuela. Con el tiempo se suman cada vez más personalidades e instituciones que están atentos al desenlace, esperando que se derrumbe esta especie de dictadura y se restablezca la democracia.

A la MUD corresponde continuar librando un combate cívico permanente para obligar a que este año se realice el Referendo Revocatorio. Ese combate debe ser noche y día, manteniéndolo con renovados bríos.