Otrova Gomas @OtrovagomasREAL | EL FIN DE EUROPA

Screen Shot 2015-09-20 at 8.11.51 PMpararescatarelporvenir.blogspot.com

 

 

Reiniciado la serie de entrevistas El Comienzo del Fin del Mundo, aprovechamos la delicada crisis que atraviesa Europa en estos días por la llegada incontrolada de miles -y tal vez pronto de millones- de refugiados e inmigrantes de todos los rincones del planeta, para presentar la entrevista al Dr.Pietro Pieralli, profesor emérito de sociología de la Universidad Italiana de Análisis, quien además es  geógrafo y matemático, premio Odiesea de la red privada Gunter Hal y dos veces galardonado con el Anti Nobel de la Academia de Resistencia Sueca.

Autor de una decena de libros, todos digitales, entre los cuales el más conocido es ¿Ma sono pazzi?  Una denuncia reveladora de los absurdos que ha venido acumulado el viejo continente a consecuencia de la diabólica interconexión entre los populismos izquierdistas, los intereses de las grandes empresas multinacionales europeas y la proliferación masiva de la corrupción, que han llevado al total deterioro de las estructuras políticas sobre los que se asentaba la vieja democracia.

Experto en los problemas europeos desde hace muchos años, no solo por sus estudios sobre el proceso de formación y desarrollo de las distintas desgracias que ha sufrido ese continente en los últimos cien años, sino por sus impresionantes premoniciones de las desgracias que hoy le tienen al borde del colapso.

Screen Shot 2015-09-20 at 8.19.21 PMEn esta ocasión hemos preferido  concentrarnos en pedir su opinión sobre la actual crisis migratoria y las consecuencias que ella traerá a corto, mediano y largo plazo.

Su centro de operaciones funciona en la ciudad de Florencia de donde es originario.  La Universidad donde desarrolla la mayor parte de sus trabajos es una institución privada y selecta, que funciona solo en línea por vías analógicas e Internet, y fuera de los buscadores en línea conocidos debido a la estricta privacidad de sus informaciones.   Poca gente le acompaña en sus investigaciones. Son tres oficinas pequeñas, muy modestas pero bien dotadas en equipos digitales de última generación. Cuatro grandes mapas de Europa decoran su despacho: uno de la época renacentista, otro anterior a la II guerra Mundial, el de la era comunista y el actual, todos con señalamientos, notas y gráficos anexos.

El lugar se considera uno de los más importantes en investigaciones sobre el absurdo político y el deterioro de las sociedades. Sus análisis llegan semanalmente a algunos de los gobiernos de los principales países del mundo, así como a personal selecto de las Naciones Unidas y a muchos centros especializados en la sociología del desastre.

El científico nos recibe sin espera. Es un hombre grueso, de edad mediana. No sonríe y conforme nos dice su secretaria, no debemos ofendernos porque al sentarse frente a los periodistas siempre mira intensamente y con desconfianza.  En él destaca el desaliño y sus ojos reflejan una angustia contagiosa. Al informarle del tema sobre el cual queremos entrevistarle nos mira con más intensidad y nos agrede.

Le advierto que no podrá publicar nada de lo que yo hable sin previa revisión y mi autorización.  Se lo digo por lo siguiente, y tome esto como parte de la respuesta a una pregunta que usted debería formularme y no estoy seguro que me la va a hacer: con muy pocas excepciones, la prensa europea, tanto la escrita como la televisada y la de las redes sociales no hace periodismo sino proselitismo.  Las agencias y los periodistas de la mayoría de los medios están controlados desde hace mucho tiempo por la izquierda política, y al igual que lo hacía la derecha, todo es enfocado e informado en base a sus intenciones. Con esto me refiero a que no tienen la objetividad a la que están obligados y todo lo que dicen está preparado por los grupos marxistas y socialistas, la peor plaga social que ha sufrido la humanidad.

P: Profesor Pieralli, no se preocupe, no somos prensa europea, somos de un Blog independiente y analítico. Ahora le pido que nos diga hacia dónde va esta dolorosa crisis migratoria ¿Cuál es su respuesta más directa?

RHacia la catástrofe de Europa. Le explico, esta crisis tiene varias causas, un desarrollo y varias consecuencias.  Por lo extenso del tema solo voy a hablarle de las causas. Sin duda que la primera de ellas es la guerra, pero no solo la de Siria sino la de casi todo el medio oriente y parte de África y Asia. En los países árabes y musulmanes de esas regiones, ellas nacieron y se desarrollan al producirse una injerencia de parte de las potencias occidentales en las culturas y las formas políticas de dichos países. En lugar de respetar sus formas políticas y estilos de vida, han tratado de imponer los suyos desatando un caos que ahora se volvió imparable.  La segunda causa tiene nombre y apellido: La Merkel y Alemania. Esta mujer, que en un principio fue una guía esperanzadora para su país, repentinamente comete un error garrafal que no solo ha costado la vida de miles de personas, ha desatado el negocio criminal de las redes de traficantes y ha lanzado una invitación formal a todos los habitantes desesperados de los pueblos en guerra en todo el planeta para que vayan a Alemania, en donde les da la apariencia de que serán felices y bien recibidos, pero luego le pide a toda Europa que le ayude a mantenerlos.

P: ¿Y por qué lo hizo?

R: Muy simple. Alemania, como toda Europa y cualquier lugar civilizado tiene una población decreciente, que es lo razonable en estos tiempos, pero ella necesita gente para mantenerse en los altos niveles que tiene en la económía mundial.  El problema es, que al igual que debe hacerlo todo país al que eso le preocupe,  tenía que resolverlo buscándolos de una manera discreta y en relación directa con gente preparada y en lugares que por cultura, nivel de educación y civilización encajan con su país, y no hacerlo en un llamado colectivo e indiscriminado.   En ese grave error  ella ha tenido de aliado a esa prensa izquierdista mundial y europea, que como le dije, domina la televisión, esta solo muestra el lado humano y trágico del problema, da imágenes de niños llorando, de mujeres desesperadas y jóvenes que dicen que sueñan con un mundo mejor.

P: ¿Y eso es malo? 

R: Sí, porque desnaturaliza y destruye la posibilidad de un análisis objetivo de la realidad. Se vuelve un grito humanitario, justo pero hipócrita, porque todos sabemos de las tragedias que hay a diario en toda África, en Asia y la de los pobres de las favelas de América latina, de la India, China y Pakistán, además de los crímenes de los dictadores de todo el mundo.  Tragedias que no se mencionan con tanto énfasis y que se ha demostrado que son insolubles cuando alguien trata de arreglarlas desde afuera

P: ¿Porque dice usted que es un llamado hipócrita?

R: Muy simple, pregúntese usted ¿por qué si Alemania, Austria y Suecia  les ofrecen refugio a estos desgraciados no envían aviones y trenes a recogerlos? ¿Por qué el Papa si es tan humanitario no ofrece el palacio de Castel Ganfolfo, la sede del Vaticano y los salones de la Capilla Sixtina para meter a esa pobre gente? ¿Por qué las Naciones Unidas en lugar de criticar a los húngaros que defienden su frontera como lo haría cualquier país, y de paso a la misma Europa y a su cultura, no le exige a los países del golfo a que les den asilo y den parte de las multimillonarias fortunas que se han cogido sus jeques? ¿Y Rusia, que es una de las causantes de la guerra en Siria por qué no acoge en sus inmensos territorios unos cientos de miles de esos refugiados? ¿Por qué los barcos de guerra que recogen botes a punto de hundirse los traen a Europa y nos los regresan a los sitios de donde salieron? Ah, allí se guarda silencio.

P: Habló de Hungría, pero ¿no cree que ese país tiene una actitud muy fuerte con los refugiados?

Screen Shot 2015-09-20 at 8.43.31 PMR: En absoluto. Es un país pequeño y pobre que vivió ocupado por los turcos casi doscientos años, luego por los austriacos, y al que después de la I guerra mundial le quitan más de ¾ partes del territorio- así como le suena- y finalmente cae bajo la dominación rusa que lo somete al comunismo por más de 50 años. Al caer el sistema ellos entran en la Comunidad Europea – ese mercado que se han creado  Francia y Alemania- con la esperanza de volver a ser un país normal, pero resulta que en menos de un año se vuelve, al igual que Grecia, en el centro de entrada de la mayor parte de los emigrantes y refugiados a los que han llamado la Merkel y han traído los italianos. La llegada masiva de esas personas les arruina la agricultura, les acaba el turismo, trae enfermedades, pero sobre todo amenaza con acabar lo más importante: su cultura. Algo que se acabaría por la incontrolable penetración de la musulmana, la mayor antítesis de la tradición cristiana occidental y greco romana.   Lo que ha ocurrido en Francia, Alemania, Austria, los países escandinavos y Holanda, es terrible. El crecimiento en Europa de la población adicta al Corán es de un promedio de cuatro a cinco hijos por mujer contra un crecimiento negativo de los originarios europeos. Así que en diez o veinte años  arrasarán por toda Europa que pasará a ser un continente árabe-musulmán.

P: Pero existe la integración, y muchos lo han logrado.

R: Falso. La mayor parte de esos inmigrantes no se integran porque provienen de civilizaciones muy antiguas y arraigadas. Salvo lógicas excepciones, ellos forman guetos cerrados, muchas veces violentos en donde las mujeres son maltratadas en silencio. Hacen países dentro de un país y viven por encima de sus leyes. ¿Ha ido Ud. últimamente a Paris, Marsella, o Viena? Puedo decirle como europeo que fuera de las obras de arte y arquitectura del pasado, ya son países casi musulmanes. Se han expandido como la marabunta.   Creo que contra eso es que se levantó enérgicamente Orban, el presidente húngaro. Por ello lo felicito. Y acuérdese, que todos los demás países, incluso los que les criticaron tendrán que seguir sus pasos cuando empiecen a llegar por millones extranjeros fuera de la ley. El problema no se resuelve compartiendo la tragedia.Screen Shot 2015-09-20 at 8.43.11 PM

P: Pero él es un hombre de extrema derecha.

R: No es cierto, solo es de centro derecha. Los socialistas europeos, aliados con Gyurcsány, el ex presidente socialista húngaro, en venganza porque Orban lo enjuició con pruebas completas de una corrupción insólita, lo atacan por todos los frentes, le tildan de anti semita y en especial de ultra derecha aprovechando el desconocimiento de la realidad que ocurre en el país magyar. Le puedo decir que ese hombre y su partido, además de sanear la política y la economía húngara, también impulsó la celebración en Budapest del Congreso Mundial Judío hace unos años, y tiene excelentes relaciones culturales con Israel, -claro que no con los judíos minoritarios que eran socios de Gyurcsány y del partido socialista húngaro, esa banda que antes era el Partido Comunista y se cambio de nombre para seguir desfalcando a Hungría.  Esos son los que le acusan de anti semita y de extrema derecha.  Por otro lado, no se imagina usted cuanto ha atacado y perseguido Orban a la ultra derecha – el Jobbi, el partido fascista de ese país-  por sus desmanes.

P: ¿Pero ellos no coinciden con él en el ataque a los musulmanes?

R: Solo en algo, al igual que casi todo el pueblo húngaro, y que es cierto:  la entrada en masa de inmigrantes, que no será solo de un millón, sino de muchos millones, le destruye la agricultura al pequeño país– al pasar por los campos de cultivo los inmigrantes arrasan con las cosechas-, como le dije traen potenciales enfermedades por cargar virus propios de otros sitios contra los cuales los europeos no están inmunes, afectan la cultura del país,  les aumentan el desempleo, crean mendicidad y una delincuencia que hoy no tienen, crece el riesgo de terrorismo porque en esas masas migratorias vienen millares de radicales ocultos, y sobre todo que los húngaros no fueron, ni  los que les invitaron a venir, ni impulsaron la guerra, ni se beneficiaron vendiendo armas a una de las partes del conflicto.   Finalmente le aclaro que la naturaleza posee un equilibro social que no permite ser alterado violentamente sin graves consecuencias. Todo lo que existe en una sociedad lo es en base a una serie de combinaciones y equilibrios que sus pobladores han venido desarrollado y asentado a través de los siglos. Tratar de modificarlo con inmigraciones masivas y violentas o inadecuadas puede significar su destrucción. En otra ocasión le contaré como se desarrollará esa crisis y sus derivaciones a corto y mediano plazo. Solo le adelanto que una tragedia humanitaria no se resuelve creando otras, y dígalo: no se usan niños como escudos para justificar locuras. Mejor es no tenerlos si se vive en zonas en conflicto, o donarlos a organizaciones mundiales para huérfanos.

 Apenas terminó de hablar, mi entrevistado se paró dándome a entender que era hora de que me fuera, y así lo hice.