PARA LO QUE SIRVE EL ESTADO DE EXCEPCIÓN