PEDRO PABLO PEÑALOZA @pppenaloza | La sociedad civil le envía un mensaje a los políticos: unidad o nada

6/3/2018Screen Shot 2018-03-07 at 9.26.21 AM

Los meteorólogos informan que el cielo fragmentado anuncia la llegada de un frente frío al territorio bolivariano. Pero este martes, bajo las apacibles nubes de Calder, la sociedad civil venezolana le inyectó calor a la propuesta de conformar un frente amplio para combatir al régimen del presidente Nicolás Maduro con la consigna de que ha llegado la hora del cambio.

Todos estaban en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela (UCV). Rectores, profesores y estudiantes universitarios, voceros de la iglesia Católica, dirigentes sindicales y gremiales, viejos militantes del chavismo, víctimas de la represión y grupos de vecinos tomaron la palabra en un acto que comenzó a las 10:30 de la mañana y culminó a la 1:15 de la tarde. La diversidad confluyó en un solo mensaje: ¡Venezuela unida no se rinde!

Los políticos también asistieron, pero como testigos del hecho. Los Juan Pablo Guanipa, Andrés Velásquez, Ramón Guillermo Aveledo, Jesús “Chuo” Torrealba, Liborio Guarulla, Gaby Arellano, Juan Guaidó, José Guerra, Alfredo Ramos, Negal Morales y Américo De Grazia, entre otros, no hablaron ni se subieron al escenario.

Diputados y líderes de los partidos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ocuparon sus butacas en silencio entre los cientos de espectadores que colmaron el auditorio. Retomarán el protagonismo este jueves, en el Centro Cultural Chacao, cuando lancen oficialmente el frente amplio con muchos de los actores sociales que este martes exigieron a las fuerzas de la alianza opositora deponer sus agendas particulares y luchar sin fisuras por la democracia.

Un empresario que acudió a la cita recalcaba que al margen de los cuestionamientos al gobierno de Maduro, el recado que enviaban tenía como principal destinatario a sus aliados de la MUD. “Aquí tenemos que unirnos, no hay alternativa”, comentaba.

El pacto

Queremos tener el derecho de elegir entre los mejores y eso pasa por la convocatoria de un proceso libre y justo, demandó la rectora de la UCV, Cecilia García Arocha, quien destacó la necesidad de recobrar la posibilidad de ver hacia el futuro que deseamos.

Los representantes sindicales denunciaron los estragos que provoca la crisis económica en la clase obrera. José Bodas, secretario general de la  Federación Única de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), acusó a Maduro de entregar las riquezas del país a las transnacionales, incluidas las norteamericanas Chevron y Halliburton. Este pueblo va a derrotar a este gobierno, no una intervención extranjera. ¡Fuera Maduro por la movilización de este pueblo!, concluyó su encendida intervención.

Pablo Zambrano, secretario general de la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud (Fetrasalud), alertó sobre el éxodo de médicos, enfermeras y trabajadores del sector, que ni siquiera renuncian sino que abandonan los cargos. Zambrano enfatizó que nos corresponde sellar hoy el pacto ciudadano para enfrentar a un gobierno que nos está llevando al hambre. La fuerza de la unidad es la fuerza de Venezuela.

Subrayando la importancia de la unidad, el secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, Marco Ruiz, manifestó: de esto no salimos individualmente. Lo importante no es quien anote los goles, lo importante es que gane el equipo.

Los miembros del movimiento estudiantil tocaron la conciencia de los hombres de uniforme con verdadero espíritu institucional para superar la crisis, entendiendo que dentro de la Fuerza Armada Nacional también existe malestar por la destrucción de la economía venezolana. La universidad venezolana no se va a arrodillar ante nada, afirmaron los jóvenes entre aplausos.

Santa palabra

Nicmer Evans no se llamó a engaños. Aunque en el programa aparecía como delegado de los politólogos, reconoció que lo habían invitado por su pasado chavista. Tenemos que empezar a trabajar juntos, planteó Evans, apuntando que el objetivo trasciende la salida de Maduro y se enfoca en el restablecimiento del Estado de Derecho.

Víctor Márquez, presidente de la Asociación de Profesores de la UCV, que ofició como moderador del acto, dejó en evidencia lo verdaderamente ancho y espacioso que puede ser este frente al saludar a una señora del movimiento del exministro Miguel Rodríguez Torres que se acercó hasta el Aula Magna.

Presentado como el portavoz de la iglesia católica, el rector de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), José Virtuoso, fue ovacionado de pie por el Aula Magna. El sacerdote jesuita llamó a que desterremos la opresión, la injusticia, la tiranía y la dictadura de Venezuela.

Decimos desde el dolor profundo del pueblo venezolano que necesitamos cambiar de gobierno y de modelo. Por eso exigimos un proceso electoral justo, indicó Virtuoso, quien finalizó su discurso señalando: la iglesia venezolana decide construir esta gesta junto con toda la sociedad venezolana, es la gesta de la unidad nacional (…) La iglesia dice hoy Venezuela no se rinde.

Los parientes de Neomar Lander, caído el 7 de junio de 2017 en el marco de las protestas contra el régimen chavista, reivindicaron a los soldados de franela y pidieron que no se repita más la masacre de El Junquito, a lo que alguien respondió con el grito de ¡Oscar vive!, en memoria de Oscar Pérez, policía rebelde asesinado el 15 de enero. El padre de Lander abogó por la reunificación de la familia venezolana y su madre agregó que solo unidos y organizados lo podemos lograr.

El cierre del evento estuvo a cargo de la periodista Alba Cecilia Mujica, recientemente despedida del canal de noticias Globovisión por criticar la operación militar que segó la vida de Pérez y sus compañeros. Conteniendo la emoción que le quebraba la voz, Mujica leyó una proclama que resaltaba la importancia de sumar esfuerzos para derrotar al gobierno. No hay tiempo para la autocracia y el hambre. Es la hora del cambio, sentenció la comunicadora.

Antes de retirarse del Aula Magna, Víctor Márquez, presidente de la Asociación de Profesores de la UCV, confesó su satisfacción por el encuentro. El objetivo ha sido alcanzado, se fortalece la sociedad civil, observó Márquez. Ahora la palabra la tienen los políticos.