PEDRO PABLO PEÑALOZA @pppenaloza | ¿Tú votarías?

22/3/2018Screen Shot 2018-03-23 at 9.23.38 AM

Henri Falcón tiene un gran enemigo: él mismo. Y un gran aliado: los otros. El candidato enseña que la distancia más corta entre dos puntos es una línea recta. Para convertir ese deseo de cambio político en realidad, basta con votar. Como en una democracia. Fácil. Sustenta su hipótesis en las encuestas, las mismas que vaticinaban su reelección en el estado Lara y que pintaban un mapa azul hace apenas cinco meses. Todos los sondeos muestran que un cuadro de naturaleza muerta tiene más vida que el presidente Nicolás Maduro. ¿Y cómo derrotar el ventajismo? Masificando el voto, incentivando a la gente en la ruta electoral, contesta con el discurso que hasta ayer machacaba toda la oposición. Reflota 2015, esconde 2017 y busca sembrar la duda. Ante la opinión pública, abre un caso: ¿vale la pena competir en estas elecciones? ¿El voto vive?

María Corina Machado es absolutamente coherente y consistente. Por eso se presume que es honesta con su planteamiento, que realmente cree en lo que dice. Hasta allí, muy bien. El detalle es cómo pasar del discurso a los hechos. La exdiputada propone derrocar a Maduro para, luego, convocar a elecciones democráticas. Después del desierto asoma la tierra prometida. Amén. Ya no es si todos salimos a votar, sino si todos salimos a protestar. Más difícil. Promete un eterno 2017, a la espera de que la vanguardia esclarecida de la Fuerza Armada, encabezada por los Alcalá Cordones y Rodríguez Torres, dé un paso al frente ahora que el país se encuentra al borde del abismo. Todos sabemos lo que tenemos que hacer, repite Machado. Y los que no saben, mejor ni pregunten.

El Frente Amplio son muchos y es nada. Aún en etapa embrionaria, no ha presentado una hoja de ruta a los venezolanos. Como Falcón, apuesta por la ruta electoral para derrotar a Maduro. Como Machado, llama a la presión interna y externa para hacer retroceder al régimen chavista. Y no está ni aquí ni allá. Aunque tiene a su favor que agrupa a las principales fuerzas políticas y sociales del país opositor, esto no es suficiente. Sin una estrategia bien definida y un mensaje claro, queda el vacío. ¿Quién se lanza a lo desconocido? El fantasma de 2017 toca a la puerta. La ausencia de un plan de acción desmoviliza y provoca desconcierto. En ese escenario, el voto es el camino conocido. Pero, sin garantías, el resultado de los comicios también ya es conocido. Mientras el Frente Amplio no ofrezca una respuesta en forma de plan de acción, crecerá la incertidumbre. Entonces, seguirá abierta la discusión: ¿será mejor participar en las elecciones de mayo?