Share this:

" />
Ping Pong HÉCTOR MANRIQUE, DRAMATURGO Y ACTOR “Chávez jamás hubiera imitado a Maduro” JOLGUER RODRÍGUEZ COSTA – EL NACIONAL – DOMINGO 29 DE SEPTIEMBRE DE 2013

Screen Shot 2013-09-29 at 1.00.39 PM–¿Es Venezuela un país de película? –De terror. Ya la noche no es para divertirse.
–Además de la familia, ¿ha dividido la política al teatro? –Sí, también el teatro era una familia.
–Actor, director, maestro y gerente, ¿cubre la canasta básica? –Con mucho esfuerzo.
–Comedia, tragedia, sátira, pasión, ficción, drama, reflexión, resignación, ¿qué está montando la revolución? –La comedia de las equivocaciones.
–¿Cómo sobrevive un artista en este país? –Sin olvidarse de que es un artista.
–¿Qué tipo de taller dictaría al Gobierno? –De un cuento de Woddy Allen: ¿Cómo hacer de una vez por todas para acabar con la cultura?
–¿Y a la oposición? –De Rambaud: Sólo con una ardiente paciencia conquistaremos las espléndidas ciudades. –Todo un eslogan para el 8D… –(Carcajadas) Lo certifico.
–Entre caracterizar a los dos bandos en pugna… –Más difícil sería a la oposición porque da menos argumentos para imitarla.
–Y entre Chávez y Maduro, ¿quién imitaría mejor a quién? –Chávez jamás hubiera imitado a Maduro.
–¿Una obra protagonizada por los dos bandos? –La Venezuela posible.
–Una utopía para muchos que han emigrado… –Espero que no, la utopía en la política termina siendo una idiotez.
–¿Necesita el teatro venezolano una misión? –No, necesita teatro.
–¿El tema nacional para una serie cómica? –La multiplicación de los peces.
–¿Qué gana un dramaturgo metido en la política? –Si fuera Václav Havel, gran presidente que llevó a Checoslovaquia a la democracia, ganaría la política.
–Y usted, ¿qué tiene de político? –Mi interés por lo que le pasa al país.
–¿Un dirigente digno de un Oscar? –Henrique Capriles.
–¿Y en la constancia artística? –Rafael Cadenas.
–¿Un doctorado en TV? –José Ignacio Cabrujas.
–¿El actor más político? –Respeto mucho el oficio de la política. No conozco ningún actor que se haya involucrado en la política con seriedad.
–¿El político más actor? –Era Chávez.
–¿Vive aún? –A los muertos hay que dejarlos descansar.
–¿Un título para el proceso? –La catástrofe.
–¿Para la MUD? –Resistencia.
–¿Un sector de utilería? –(Risas) Los Ni-Ni.
–¿Quién requiere un apuntador? –Indudablemente Maduro; no ha comprendido el poder de la palabra.
–¿Y un buen guión? –Los divisionistas de la oposición.
–¿Un tema latinoamericano para la pantalla? –Una obra sobre la democracia y la no reelección protagonizada por Bachelet y Lula.
–¿Un sueño teatral? –Que hasta el más mínimo pueblo de Venezuela se haga una obra de teatro.
–¿Qué haría por amor al arte? –Arte.
–¿Qué le falta a un socialista para ser comunista? –Un gramo de estupidez.
–¿Un independiente en el Ministerio de la Cultura? –No conozco ni el nombre del ministro de la Cultura.
–¿Haría de Bolívar? –Si tuviese un año para prepararme, sí.
–¿La mejor caracterización del Libertador? –Mariano Álvarez.
–¿Un héroe de la TV? –El público, por soportarla. Groucho Marx decía: “La televisión ha hecho mucho por mi cultura; cada vez que enciendo el televisor corro a la biblioteca”.
–¿El personaje soñado? –El cartero que le llevaba la correspondencia a Neruda en Ardiente paciencia. O Mandela, aunque estoy fuera de casting. Quizás Miguel Ángel Landa por aquel Pobre negro.
–¿Una obra que cambió su vida? El día que me quieras. Luego tuve la fortuna de actuar en ella.
–¿Su lado revolucionario? –Por el lado del cambio y del movimiento.
–¿Y el menos revolucionario? –La exposición de mi vida privada.
–¿Fue feliz el cine nacional y no lo sabía? –El más feliz en nuestro cine pareciera que lo olvidó: Román Chalbaud.
–¿La pantalla del venezolano? –La del celular.
–¿La falla sempiterna de la TV? –No atreverse a contar nuestras verdaderas historias.
–¿Supera la realidad a la ficción? –Lamentablemente.
–¿Un olvidado de la pantalla chica? –La realidad del país.
–¿Ve Globovisión? –Lo veía.
–¿Qué haría en VTV? –Despolitizarla.
–¿Y en los canales privados? –Quitarles el miedo a la autocensura.
–¿Se autocensura? –Sería denigrante.
–¿Cómo la torea? –Sin autocensurarme.
–¿Capeará el cine la crisis? –Es mi deseo.
–¿Y la TV a Conatel? –Con miedo, no.
–¿Y la democracia a todo esto? –Votamos todos el 8D para darnos un buen paso.
–¿Del cine mudo a la TV muda? –(Carcajadas) Es el deseo de muchos en el Gobierno. Aunque ya lo están logrando.
–¿Su límite? –El hacerle daño al otro.
–¿Se romperá la cuarta pared? –Estará hecha pedazos hasta que Farruco Sesto siga haciendo edificios.
–¿Imagina los dos elencos intercambiando papeles? –Sin lugar a dudas tendríamos una mejor Venezuela.
–¿Visualiza para el 8D un final de novela? –Sí, y lo deseo, entendiendo que quienes más han sufrido en toda la telenovela ganan o triunfan en el último capítulo.
–¿En cuál va? –Espero que el 8D sea el último.
–¿Qué pasaría en Venezuela si este cuento se prolongara como El Derecho de Nacer? –Una sola palabra: resistir.

jolguerr@gmail.com