POMPEYO MÁRQUEZ @SantosYorme | Peligran las elecciones
POMPEYO MÁRQUEZViernes 28 de Agosto de 2015 | 

 

 

TalCual

Son demasiadas las voces de alerta sobre esta cuestión y la OEA ha colocado el tema de la observación internacional en primer plano. La última declaración de su secretario general, Luis Almagro, dice que “Es necesario un garante para las elecciones del 6 de diciembre.” Tibisay Lucena, erigiéndose por encima de todo el país, ha dicho que jamás aceptará la observación internacional. Esta actitud está en contradicción con todas las voces que la exigen, a las que se suman Naciones Unidas, OEA, el Tribunal Internacional.

Si tomamos en cuenta la manera como Tibisay y las otras damas manejan al CNE, tenemos que estar vigilantes sobre las trampas y mañas que en elecciones anteriores bajo el chavomadurismo han sido práctica común. Ante estos peligros debe elevarse el grado de unidad, tal cual como se está haciendo ahora, y reforzar al candidato único en cada circuito electoral.

Elevar en cada circuito el programa único que garantiza una sola voz durante la campaña electoral y el comando único que va a dirigir el evento electoral.

No es un tremendismo alertar sobre los peligros que amenazan al evento electoral, es realismo, es ver la realidad tal cual como es y lo que está en juego que es el poder. Como hemos dicho no hay que echar en saco roto la jaquetonería de Maduro y de Cabello, sino tomarlo muy en serio.

Ellos hablan con claridad, pretenden no entregar el poder, esa es la directriz que reciben de Cuba.

No es una frase cualquiera la que dice que “no volverán”. La arrogancia del poder es capaz de cualquier barbaridad para mantenerse en él. Nosotros queremos un cambio de gobierno pacífico y democrático y hemos escogido la ruta electoral en la cual tenemos una mayoría sólida. La defensa del voto electoral puesta en manos de Henry Ramos Allup es un claro grito de alerta contra cualquier maniobra del organismo electoral.

Está claro que esa mayoría que apuesta a un cambio si se organiza y se le crea conciencia sobre los peligros, no se dejará arrebatar el triunfo.

La lucha por el poder es la primera consigna de un partido político y de una organización como la MUD. Mucha firmeza, mucha claridad de objetivos, no vacilar ni dar bandazos.

La claridad de objetivos es fundamental para que durante la campaña se cree conciencia de que se trata de un cambio de gobierno y de que el adversario no se dejará arrebatar fácilmente el poder así se obtenga una mayoría. Por eso la defensa del voto, puesta en manos de Henry Ramos es una clarinada de alerta para todos los participantes en esta campaña electoral.