…por mi madre… 15814
Viernes 15 de Agosto de 2014 | TalCual

Screen Shot 2014-08-15 at 7.25.31 AMNo nos referimos al alcalde de Caracas, el psiquiatra Jorge Rodríguez, sino al periódico que su despacho imprime con dinero de los venezolanos, y que se da el tupé de distribuir de forma gratuita en las estaciones del Metro. Resulta que en la primera plana de Ciudad CCS de la edición de ayer jueves reseñaron el acto de solidaridad con Palestina, que tuvo lugar el miércoles en la Plaza Bolívar. Chamo, si estamos en una de pana con este sufrido pueblo, por lo menos deberían saber que el embajador de Palestina en Venezuela no es un hombre sino una mujer, y se llama Linda Sobeh Alí. No, Riyad al-Maliki. Riyad es la capital de Arabia Saudí. Y Al-Maliki es el depuesto primer ministro de Irak, que se alzó con el cargo después que lo destituyeron. Vale aclarar que los periodistas del diario de Jorge son todos egresados de la escuela de Comunicación Social de la Universidad Bolivariana. ¡Mosca, pues!

Un reportero gringo, entusiasmado con los cuentos que ha escuchado sobre la revolución bolivariana, vino a Venezuela y de inmediato se fue a Guayana para reseñar las protestas de los sidoristas y la brutal represión de la GN. El hombre confiesa en su blog personal que no entendía cómo unos trabajadores, que en su mayoría se identificaban con el finado Hugo Chávez, fuesen los más iracundos durante sus protestas contra el Gobierno. Como todo periodista que desea llegar al fondo del asunto, el reportero estadounidense los agrupó para conocer las razones de su malestar, aun cuando se identificaban como “chavistas”. Hubo quienes cortésmente les dieron sus argumentos. Otros, se calentaron, al punto de que le preguntaron al joven reportero si la CIA lo había enviado a provocarlos.