Por mi madre 241114 – SESBASTIÁN BOCCANEGRA La piedra en el zapato
Lunes 24 de Noviembre de 2014|TalCual

Screen Shot 2014-11-24 at 1.58.03 PMSolo pasa en Venezuela. El pasado viernes, el vice Jorge Arreaza montó su show con un grupo de guatemaltecos operados de cataratas en el país, gracias a la Misión Milagro. En agradecimiento a este gesto humano y solidario, Arreaza llevó a los beneficiarios a un peregrinaje al Cuartel de la Montaña, destino turístico de todo extranjero invitado por Miraflores. Cuando se lanzaba el mismo discurso que repiten los funcionarios del gobierno con elogios al líder eterno, se fue la luz en todo Monte Piedad, 23 de Enero y El Mirador.
Como es natural, los habitantes de esos sectores protestaron desde las ventanas de sus apartamentos haciendo con estridencia sonar sus cacerolas. Asustados y sin saber qué pasaba, los guatemaltecos creyeron por un instante que habían salido de su país para entrar en guatepeor.

 

No hay que ser un observador muy agudo de la realidad política nacional para saber cómo iba a terminar la relación entre los miembros de Marea Socialista y el cogollo del PSUV. Hace algo más de un mes aquí mismo vaticinamos un final como el que acaba de ocurrir. No exactamente igual, porque los métodos de eliminación de la disidencia son novedosos dentro de ese partido.

Screen Shot 2014-11-24 at 2.56.23 PMEl jefe de los sapos simplemente mandó a que los borraran del listado de la organización y de esa manera los sacó.

Ayer no pudieron votar ni tampoco ser elegidos. Al parecer la retaliación solo abarcó a tres de los líderes mareadores, pero seguro que cualquier otro que se le ponga cómico al capitán correrá con la misma suerte. Los desaparecidos protestan el haber sido colocados en una especie de limbo, pues nadie les ha notificado la decisión, pero la misma es congruente con un cuartel, donde se dan órdenes sin que tengan que ser explicadas y menos justificadas. El viernes el jefe de los sapos dio una rueda de prensa sobre las elecciones del PSUV y cuando le preguntaron sobre la desaparición del listado de votantes de los líderes de Marea Socialista, respondió, con la prepotencia y estilo cuartelero que lo caracteriza, que ese no era el tema de la rueda de prensa. Ahora bien, Nicmer Evans, uno de los desaparecidos escribe un artículo donde dice que esa decisión que evita el debate dentro del partido es una práctica de la derecha. La verdad que no creemos que el capitán sea de izquierda, pero sí que Fidel Castro y todos los que dirigieron el Partido Comunista soviético son y eran de izquierda y tampoco ellos propiciaban y permitían espacios para el debate, por lo que no solo la derecha impide la discusión. Es algo que todo gobierno o partido dirigido por gente con mentalidad autoritaria hace. Nada nuevo bajo el sol.