…pormimadre…Boccanegra 181214
Jueves 18 de Diciembre de 2014 | TalCual

Screen Shot 2014-12-18 at 6.10.25 AMNo se trata de una primicia, porque ya es de dominio público: el Centro Comercial El Recreo, en Caracas, habría sido adquirido por el gobierno, tras un sostenido acoso a las tiendas por parte de la Superintendencia para la Defensa de los Derechos Económicos (Sundee) y del Seniat, a través de inspecciones, multas y citaciones que obligaron a muchos comerciantes a tirar la toalla. Si la información resulta verdadera, surge entonces la pregunta ¿Qué hace un gobierno que no tiene liquidez monetaria comprando centros comerciales, a no ser que de allí quieran sacarle más plata a la gente?

El presidente uruguayo José Mujica no le cree a su homólogo Nicolás Maduro ni a las serviles Luisa Ortega Díaz y Gabriela Ramírez, pues el charrúa sí sabe que en Venezuela hay presos políticos, lo que ha venido negando el gobierno en todos los ámbitos. En recientes declaraciones Mujica reconoció que en términos genéricos le he pedido ­a Maduro, siempre bondad hacia los prisioneros y un trato muy preferencial hacia los prisioneros de carácter político que es una desgracia que tenga que tener. Como se lee el extupamaro no olvida lo que tuvo que vivir en una cárcel manejada por los militares de su país. Sabe que los presos políticos venezolanos también están en un presidio militar y que entre uniformados, por mucho que se proclamen socialistas, no hay mayores diferencias a la hora de tratar a sus prisioneros.
Aislamiento, agresiones, discriminación, vejaciones es lo que han recibido quienes están en Ramo Verde. Lo mismo que tuvo que soportar Mujica en su cautiverio.
Esperemos que el consejo dado por el líder uruguayo tenga algún efecto en el trato que le está dando el gobierno de Maduro a sus presos políticos, pero lo dudamos. Por cierto que no es la primera crítica que le hace Mujica a los maduro-cabellistas. Hace un tiempo les recomendó que compraran producción nacional en lugar de estar importando y ya vemos lo que ocurre. Lo más probable es que las apariciones de Mujica en los medios maduro-cabellistas empiecen a ser cada vez más esporádicas hasta que desaparezcan. Todos conocemos la piel tan sensible que tienen los líderes del “proceso”. En todo caso, las palabras de Mujica también revelan la preocupación que existe entre los líderes latinoamericanos ante las tropelías que Maduro y el capitán cometen en Venezuela. Desde aquí le damos las gracias a Pepe y ojalá que otros mandatarios sigan su ejemplo.