Principales partidos no irán al congreso ciudadano —Dos estrategias incombinables fuerzan deslinde en la MUD

ELVIA GÓMEZ |  EL UNIVERSAL lunes 11 de agosto de 2014

Screen Shot 2014-08-11 at 6.39.05 AMTras la salida de Ramón Guillermo Aveledo de la Secretaría Ejecutiva de la Mesa de la Unidad Democrática, la alianza de partidos prevé retomar su debate, con una agenda concreta, que incluye la reestructuración interna

AD, UNT y Primero Justicia propondrán un plan de actividades proselitistas con las parlamentarias en el horizonte

Luego del sacudón que significó la renuncia de Ramón Guillermo Aveledo a la Secretaría Ejecutiva de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la alianza prevé retomar hoy su debate, con una agenda concreta, que incluye propuestas de reestructuración interna para cubrir las tareas que ejercía el dirigente dimitente. Extraoficialmente se indica que no habrá sustituto para ese cargo.

Tras un largo letargo en cuanto al activismo de calle como corporación, tres de los principales partidos -Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo y Primero Justicia- propondrán a la plenaria un plan proselitista. La principal preocupación de ellos es enfilar esfuerzos a las elecciones parlamentarias de 2015, punto de divergencia con los “salidistas”.

Uno de los aspectos claves a desarrollar, contenido en el llamado Informe Hospedales (enero 2013), recomendaba: La MUD debe discutir si deja de comportarse como una coalición electoral para actuar también como una gran alianza estratégica y político-social. Ya en sus principios fundacionales, en 2009, la Mesa se comprometió ante el país a “abrir las puertas a la incorporación de asociaciones civiles, gremios y sindicatos” mediante una “vasta red social de solidaridad democrática que encarne una alternativa a las políticas regresivas del actual Gobierno”.

Los acontecimientos de violencia callejera de principios de año, desviaron el plan de reconducción que ahora luce imperativo para ganar apoyo social de base. Eso sin que ello signifique sustituir la conducción política partidista.

Paralelamente, el día martes 12, los promotores de “La Salida” realizarán en un auditorio en El Hatillo su primer encuentro para la organización del Congreso Ciudadano, idea propuesta por María Corina Machado y su organización, Vente Venezuela. AD, UNT y PJ no acompañarán esta actividad.

El deslinde se dio en 2013  Ángel Álvarez, doctor en Ciencias Políticas, consultado sobre el disparadero en el que se encuentra la alianza ante las elecciones parlamentarias de 2015, destaca que la Mesa debe hacer expreso como declaración ante el país lo que ya sucedió en la práctica, y es la imposibilidad de seguir adelante, con perspectivas de éxito, coexistiendo con dos estrategias que no se pueden combinar.

Álvarez identifica, como punto de inflexión y deslinde, la publicación del remitido por parte de Voluntad Popular y María Corina Machado (7/12/2013), en víspera de las elecciones municipales, cuando plantearon la constituyente, en contradicción con lo aprobado por la Mesa.

” Desde ese momento era evidente que había en la oposición dos estrategias -ya no solamente una competencia por el liderazgo, lo cual es lógico- que no había coincidencia en el método a través del cual se hace la política. Cuando hay una divergencia tan grande, entre los que creen en el crecimiento de las fuerzas políticas en vinculación con la sociedad, versus los que creen en una suerte de agitación momentánea para no se sabe exactamente cómo producir un cambio, esas estrategias ya no son combinables”.

Álvarez cree que ya es momento de que los partidos políticos que tienen una postura similar se aglutinen con una estrategia común, al tiempo que se fortalezcan en sus bases.

“Que cada partido trate de crecer lo que pueda, porque es lógico, es su naturaleza, y luego coordinarse en una alianza electoral para el 2015. Va a seguir ocurriendo, en términos electorales, lo que ha sucedido en Venezuela: que la voz cantante la llevan las maquinarias partidistas porque para eso existen. AD, UNT, PJ llevan la política más importante en este país y la van a seguir teniendo. Y luego un partido pequeño se queja de que no lo toman en cuenta, pero las coaliciones políticas no son clubes de amigos, allí el poder se distribuye sobre las bases de lo que cada quien aporta. Es lo mismo en una empresa: un accionista tiene el 5% y los socios tienen entre todos el 95% restante. El pequeño no puede tener la influencia en las decisiones que tienen los que poseen el 95%. Los grupos pequeños reclaman su participación no sé sobre la base de qué, ¿de sus declaraciones?, ¿de sus ideas brillantes? La política es cruel como el mundo de los negocios, y se reduce a quién tiene el poder, y cuando es electoral el poder se mide en número de votos”.

Sobre la iniciativa del Congreso Ciudadano, Álvarez echa mano de la metáfora de un amigo, que recuerda a El Coyote y El Correcaminos. “Monta unas trampas complicadísimas y termina atrapado él mismo. Hay unos políticos venezolanos que sistemáticamente hacen eso: elaboran cosas con nombres rimbombantes y resulta que a los únicos que perjudican es a ellos mismos. Si tengo una crítica a la MUD y a los partidos es la lentitud con la que se ha tratado de consolidar su vínculo organizativo con la sociedad. Esa es la principal debilidad”.