Rafael Díaz Casanova @rafael862 | Ana Teresa Torres -Fervor de Caracas

Screen Shot 2015-12-04 at 6.36.28 AM

En tiempos propicios, como un maravilloso regalo de navidad, aparece en las librerías un estupendo libro cuyo título lo utilizamos para presidir y anunciar estas líneas. Un volúmen de seiscientas páginas en un formato poco común, (14 x 25 cms.) parece un ladrillo, donde la señora Ana Teresa Torres, caraqueña, nacida el 6 de julio de 1945, graduada con el título de Licenciada en Psicología por la Universidad Católica Andrés Bello y Miembro de la Academia Venezolana de la Lengua, donde ocupa el Sillón que se distingue con la letra “F” desde el 16 de enero de 2006, recopila los trabajos de casi cien autores que describen, cada uno con sus características propias, casi todos los intersticios de la historia de la ciudad y de su guardian, el Ávila. Se trata de una antología fundamental.

Los trabajos escogidos con mucho tino comienzan con una crónica del historiador colombiano José de Oviedo y Baños que en el primer quinto del siglo XVIII describe la historia de la conquista y población de la Provincia de Venezuela.

No podemos decirles que hemos agotado las páginas del maravilloso libro. Estamos seguros de que las obras escogidas por la recopiladora son exhaustivas en la descripción de casi todos los capítulos en los que fraccionó la obra.

Crónicas, ensayos, poesía, historia, reportajes, arquitectura, descripción de las esquinas, de los barrios y urbanizaciones y hasta del vecino litoral, conforman una paleta multicolor y (como decía Betancourt) multisápida, como las hallacas que nos aguardan.Screen Shot 2015-12-04 at 7.03.29 AM

En el fabuloso elenco de autores encontramos hombres y mujeres de distintas épocas, de estilos diferentes, de lenguajes estupendos y todos, de la mejor calidad.

La lectura de la obra nos llena de los más variados sentimientos: añoranza de los tiempos cuando la ciudad tenía otros humores y amores. Descripciones de personajes notables de muchas de las actividades que se han desarrollado en su ya cuatro siglos y medio. Referencias al avasallador desarrollo vertical de sus edificios. Y siempre el imponente macizo que guarda el norte de la ciudad.

Como se trata de una recopilación, todos los trabajos, en su tiempo, han recibido la crítica de quienes sí saben del tema. La inclusión que decidió la señora Torres es un aldabonazo muy importante para todos y cada uno los autores: muchos, consagrados y reconocidos algunos, dando sus primeros pasos.

Celebramos que en estos convulsionados tiempos que vivimos, se dediquen trabajo serio y esfuerzos a contarnos, a quienes solo somos curiosos lectores, las maravillas de la literatura especializada.

Todo el trabajo literario está enmarcado en un bello y profesional trabajo editorial que es otro eslabón de la obra de la Fundación Rosa y Giuseppe Vagnoni, anunciada en la portada por una impresionante fotografía de Fernando Irazábal provista por la Fundación Fotografía Urbana y realizada, su cuidada impresión, en los talleres de nuestro amigo Javier Aizpurúa, que bajo el nombre de Ex Libris produce libros de calidad impecable.

La historia, ese maravilloso capítulo que construyen los ciudadanos, es imprescindible para que las generaciones futuras estudien y entiendan porqué la sociedad está donde la encuentran.