Rafael Diaz Casanova @rafael862 | Cinco mil millones de dólares

Screen Shot 2015-09-04 at 8.16.15 AMViernes, 4 de Septiembre de 2015

No podemos entender la fascinación que tiene, para el régimen que nos destruye, la cifra de cinco mil millones de dólares.

Con periodicidad electoral o mayor, se anuncia una romería casa de los supuestos amigos (sic) del régimen para “tramitar” facilidades crediticias que permitan derramar migajas sobre la población para que sufraguen a favor del régimen.

Pareciera que cinco mil millones de dólares es el precio del gobierno.

La realidad es que lucen numerosos los oficiantes del régimen que también se han puesto, con dicha incomprensible cifra, los objetivos de su patrimonio mal habido.

Decimos incomprensible pues nadie se puede imaginar el volúmen que desplazan los billetes de cien dólares que conforman dicha cifra. Piensen en cincuenta millones de billetes puestos uno sobre otro.Screen Shot 2015-09-04 at 8.11.01 AM

En nuestras poco útiles “investigaciones” recordamos que con cinco mil ochocientos millones de dólares, entre los años de 1963 y 1978 se construyó tanto la presa del Guri como las instalaciones hidroeléctricas que constituyen su sistema productor de energía. Quince años en los que se construyó una presa que generó la formación de un lago de cuatro mil doscientos cincuenta kilómetros cuadrados de superficie que es un poco menos de la tercera parte del área que ocupa el Lago de Maracaibo.

Todo eso sucedió al margen de las diferentes interpretaciones que tenían los partidos políticos y con absoluto respeto a los dictados de los técnicos y la importancia de la obra para el desarrollo de la nación.

La presa aloja una central hidroeléctrica que tiene veinte turbinas capaces de generar diez mil megavatios que podrían suplir (si se mantuvieran adecuadamente) la mitad de la corriente que requiere la nación.

Entendemos que en esos quince años y con cargo a los cincomil ochocientos millones dedólares, amén de todos los equipos necesarios, se generaron sesenta mil hombres-año de empleos productivos que desempeñaron, casi totalmente, hombres y mujeres venezolanos.

Tenemos muy claro que cinco mil  ochocientos millones de dólares del período 1963-78 tenían una capacidad de compra superior a la de los años que vivimos, pero creemos que caben algunas comparaciones.

Si nos imaginamos nuevamente lo que significan cinco mil millones de dólares de hoy y los traducimos (con indulgencia) a la tasa de cambio de SIMADI, obtendremos la inmensa e inimaginable suma de cien mil millones de bolívares que retribuirían el trabajo de doscientos millones de trabajadores-mes al valor determinado del salario mínimo mensual, es decir, podríamos asignarle y cancelarle el salario mínimo anual a la mitad de los ciudadanos que viven en Venezuela.

Si pensamos en el precio del barril de petróleo de hoy, se podrían adquirir ciento veinticinco millones de barriles de petróleo, que son mes y medio de la producción nacional y cuatro meses de nuestras exportaciones que nos cancelan de acuerdo con los precios y condiciones del mercado.

Nos interesa destacar que los análisis que hacen los irresponsables personajes que despilfarran los recursos nacionales, solo tienen objetivos bastardos como son el mantenimiento del poder y los beneficios de un mal administrador.

rafael862@yahoo.com