Rajoy y Sánchez se reunieron ayer en Moncloa para tratar el reto catalán

Madrid 23 SEP 2014 País

Screen Shot 2014-09-23 at 9.35.32 AM

Rajoy y Sánchez, en la reunión que mantuvieron el julio. / EFE

Ambos comparten el diagnóstico pero discrepan sobre cómo afrontar el día después del 9-N

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, recibió ayer en La Moncloa al líder del PSOE, Pedro Sánchez, para abordar el reto soberanista que plantea Artur Mas, según han informado fuentes del Gobierno y de los socialistas. La reunión se produjo el mismo día en que el secretario general de los socialistas publicó un artículo en EL PAÍS en el que planteaba una reforma pactada de la Constitución que resolviera el encaje de Cataluña en España.

El encuentro cara a cara ha venido precedido en los últimos días de conversaciones telefónicas frecuentes entre ambos al hilo de distintos acontecimientos políticos. Desde luego Cataluña fue el eje, pero también abordaron la posición de España en el concierto internacional con vistas a formar una coalición contra el yihadismo. Sánchez no va a discrepar en absoluto de la decisión que tome Rajoy a este respecto.

MÁS INFORMACIÓN

Ambos muestran un grado similar de preocupación sobre la cuestión catalana, aunque mantienen sus diferencias sobre cómo abordar la situación después de que entre en vigor el decreto de convocatoria de la consulta catalana y el Gobierno central lo recurra.

En la reunión de ayer se puso de manifiesto que el presidente del Gobierno no ve a corto ni a medio plazo la posibilidad de atender la petición de Sánchez de reformar la Constitución para ir hacia un modelo federal. Desde el lado socialista, a Rajoy no le quedó la menor duda de que tendrá a su lado a Sánchez en la defensa de la legalidad. Por tanto, le apoyará en el momento en que recurra el decreto de convocatoria de la consulta ante el Tribunal Constitucional. La discrepancia está en cómo abordar la situación de frustración en la que quedará una parte importante de la sociedad catalana cuando choque con el veto legal a la celebración del referéndum.

La cercanía de las elecciones municipales y autonómicas que se celebrarán el próximo mes de mayo es una de las razones que aventura el PSOE como causa de la reticencia de Rajoy a dar un solo paso para retomar el diálogo con la Generalitat de Cataluña. Al tiempo, la actitud de Artur Mas no deja a Rajoy margen para flexibilizar su posición, según fuentes gubernamentales. Aun así, el Gobierno trabaja en los 23 puntos que Mas le presentó a Rajoy el pasado 31 de julio.

La reunión, mantenida de forma discreta, es la segunda que mantienen Rajoy y Sánchez tras la que ambos celebraron, también en La Moncloa, el pasado 28 de julio. En ella ambos decidieron mantener abierta la puerta del diálogo sobre el conflicto territorial en Cataluña. El encuentro se produjo el día antes de que el presidente del Gobierno anunciara la retirada de la reforma de la ley del aborto en sus términos actuales y de que esta noche salga de viaje oficial a China.

En aquel primer encuentro, ambos dirigentes no llegaron a concretar una posición común ante el desafío de Artur Mas, quien se espera que esta misma semana firme el decreto de convocatoria del referéndum de autodeterminación previsto para el 9-N.