Ramón Hernández @ramonhernandezg | Conndecoraciones y traje Mao con manchas rojas

 

downloadEs muy poco lo que se sabe sobre la Orden General del Pueblo Soberano Ezequiel Zamora, de primera y segunda clase. Se desconoce a nombre de quién se confiere ni por qué, mucho menos cuándo fue creada. Es un misterio tan grande como los arreglos y pactos firmados con Cuba en las islas de La Orchila y de Pinos, rodeados de lujos insólitos. Tampoco qué privó para que la banda de la primera clase tenga los mismos colores que la bandera cubana, pero sí sabemos por qué el general de brigada Manuel Gregorio Bernal Martínez la lució el día que le tocó pedirle permiso a Nicolás Maduro para iniciar el desfile militar con motivo de la celebración de Día de la Independencia: por faramallero.

Screen Shot 2017-07-08 at 9.16.28 AMLa orden no la instauró el mariscal Juan Crisóstomo Falcón, su cuñado y compañero de guerra, tampoco Toñito Guzmán Blanco, como le decía, sino adulantes posteriores y recientes, que habiendo fracasado en la construcción cerca de Cúa de un esperpento urbanístico que bautizarían Ciudad Zamora convinieron en conformarse con crear una condecoración, más barato y fácil. Ajá, pero no debe confundirse con la Orden Ezequiel Zamora ni con la Estrella Zamorana que impone a sus invitados y figurones la Universidad de los Llanos.

La irregularidad de que la banda tenga los colores del emblema patrio del país que aparece como tutor, ductor, conductor o metrópolis de los pensadores, estrategas y jefes del régimen de paz y amor que pretenden imponer como sea en Venezuela le jugó una mala pasada a Bernal Martínez, y, precisamente, el día que se sentía más patriota, más militar, más soberano, más independiente y más heredero del Ejército Libertador.

Su fotografía en la torreta del tanque recorrió el ciberespacio. Cada quien lo insultó de una manera distinta y hasta expresaron asco porque un militar se colocara la bandera cubana sobre la venezolana. Pocos prestaron atención a su desarticulado discurso ni a aquella mención a la chispa que incendiará las praderas desde el río Guaire hasta la Patagonia si las grandes potencias capitalistas se atreven a atacarnos para apropiarse de las riquezas que yacen en esta tierra.

download-1

Desconozco el protocolo de vestimenta militar y el orden en el cual se deben ostentar los guilindajos, medallas y demás reconocimientos a conductas, saberes y lealtades. Confieso que hasta las pocas insignias que distinguen las etiquetas del ponche crema de Eliodoro González P. me resultan un zaperoco que me trastoca el entendimiento, tanto que hasta supuse que los paramilitares que atacaban con cohetones fabricados por Cavim la sede de la Asamblea Nacional en el día más civil de la historia venezolana hacían méritos para ser condecorados en la próxima fiesta patria. Cedo traje tipo Mao, sin hoz ni martillo, con manchas de sangre y de café con leche.