REUNIÓN CON EL CCEAG » Obama intenta calmar la inquietud árabe ante un acuerdo con Irán

Screen Shot 2015-05-14 at 8.23.34 PM

Las ausencias y amenazan con deslucir la reunión con las monarquías del Golfo Pérsico

La ausencia de todos los líderes invitados y los escasos resultados concretos amenazan con deslucir este jueves la reunión del presidente Barack Obama con representantes de las monarquías del Golfo Pérsico. En Camp David, escenario de cumbres históricas, Obama intenta calmar la inquietud entre los árabes suníes por el acercamiento al Irán chií.

Las garantías de seguridad que el presidente ofrece a sus aliados son insuficientes ante el temor en la región al expansionismo iraní. El acuerdo nuclear con Teherán, que debe cerrarse en el próximo mes, puede reordenar los equilibrios en el Próximo Oriente.

La cumbre de Camp David, a unos 100 kilómetros de Washington, reúne a Obama con los representantes de los miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (GCC, en sus iniciales en inglés): Arabia Saudí, Kuwait, Catar, Bahréin, Emirátos Árabes Unidos y Omán. De estos, sólo acuden a la reunión dos monarcas, el de Catar y el de Kuwait.

Screen Shot 2015-05-14 at 10.56.55 PMEn el último momento, y sin avisar a la Casa Blanca, el rey Salmán de Arabia Saudí, recién ascendido el trono, suspendió su visita. El rey Hamad bin Issa al-Khalifa de Bahrain tiene previsto viajar el viernes a Gran Bretaña para asistir a una exhibición de caballos con la Reina Isabel.

Obama convocó la cumbre el 3 de abril, el mismo día en que, en Lausana (Suiza), los negociadores iraníes, estadounidenses, chinos, rusos y europeos llegaron a un acuerdo preliminar para limitar el programa nuclear de Irán a cambio de levantar las sanciones internacionales.

Camp David, donde en 1978 se alcanzó la paz entre Israel y Egipto, debía servir para fortalecer la alianza de EE UU con sus aliados en Próximo Oriente. Ha ocurrido lo contrario: los desplantes de los últimos días proyectan la imagen de una alianza dañada como consecuencia del giro de EE UU en su política hacia Irán, enemigos desde hace más de tres décadas.

EE UU prevé reforzar la cooperación militar con los países del GCC. En Camp David se debate integrar los sistemas de defensa de misiles y desarrollar ejercicios militares conjuntos, según explicó una fuente de la Casa Blanca en vísperas del encuentro. Se trata de aliviar el miedo a que un Irán integrado en la comunidad internacional representa una amenaza mayor para sus vecinos.

EE UU se niega a la petición de algunos de crear un tratado de defensa mútua, al estilo de la OTAN. La Casa Blanca sostiene que ya ha demostrado en el pasado su disposición a acudir en ayuda de estos países cuando están amenazados.