RICARDO ESCALANTE @opinionricardo|  ¿Qué busca China?

EL UNIVERSAL jueves 20 de noviembre de 2014 RICARDO ESCALANTE

El acercamiento chino busca en América Latina más mercados para sus productos

Los pronosticadores de crisis económicas internacionales sostienen que en algún momento del 2015 debería presentarse una con dimensiones de cataclismo, pero pudieran estar bien equivocados porque las condiciones actuales son diferentes y ahora existen mecanismos más efectivos para combatirlas.

Los análisis de los brujos de la economía (incluyendo algunos respetables) comienzan por recordar que cada siete años se ha desatado una de esas situaciones como consecuencia de explosiones de crecimiento, productividad, irregularidades y cuellos de botella que por algún lado revientan, y hacen referencia a desajustes económicos que hoy asoman en EEUU y en Europa. ¡Son puntos de vista parciales!

Detrás de toda crisis económica hay errores políticos y, a la inversa, los desastres económicos suelen acarrear consecuencias políticas, pero la cooperación internacional contribuye a crear alguna estabilidad al repartir los efectos benéficos del desarrollo, sin que se niegue que los grandes siempre se llevan la mejor tajada y los subdesarrollados deban unirse para lograr mejor trato.

Por eso, hay que mirar a China. Cada día progresan más sus relaciones de intercambio en Asia, Europa y, sobre todo, en América Latina. Es una superpotencia en todos los sentidos: territorio, población, desarrollo científico y económico, y la habilidad de su liderazgo se vio hace poco en Pekín durante el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, donde Xi Jinping era el centro de las miradas.

¿Qué podemos esperar de China? Como todos los países con ventajas económicas, el acercamiento chino busca en América Latina más mercados para sus productos. La era de la eco- nomía centralizada de Mao Tse Tung pasó y la mixta a que diolugarDeng Xiaoping llegó para quedarse. No por comunista ese país se aproxima con su mano “dadivosa”.

1.300 millones de habitantes en 9,6 millones de kilómetros cuadrados, reservas internacionales superiores a 4,9 billones de dólares, crecimiento interanual de 7,3 por ciento en el tercer trimestre de este año, salarios bajos y una moneda subvaluada para mantener el ritmo exportador. Partido único y problemas con derechos humanos. Ahh, y la riqueza individual de 300 chinos supera los 325 millones de dólares. ¡Eso es China!