Scioli y otros kirchneristas rompen el boicot a la toma de posesión

Screen Shot 2015-12-10 at 4.55.52 PM

Buenos Aires 10 DIC 2015

Cinco de los 12 gobernadores que respondían a Cristina Kirchner asisten a la jura de Macri

La expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner faltó a la toma de posesión de su sucesor, Mauricio Macri, por desavenencias sobre el sitio en que se haría y el operativo de seguridad que se montaría, pero también el grupo de sus diputados acordó que se ausentaría. En el Senado, en cambio, el jefe del grupo kirchnerista dio libertad de acción. Al final de cuentas, varios del elenco que hasta este miércoles gobernaba Argentina asistieron a la ceremonia, empezando por el que fue su candidato presidencial en las elecciones en las que venció Macri, Daniel Scioli.

Otro de los que estuvo fue el gobernador de la provincia norteña de Salta, Juan Manuel Urtubey, que ya está dando señales de independencia respecto de Cristina Kirchner y ordenó a sus senadores y diputados que asistieran al acto. Diversos analistas prevén un divorcio entre los peronistas más tradicionales, como Urtubey, y los kirchneristas puros.

También comparecieron este jueves otros gobernadores kirchneristas como la de Tierra del Fuego, Laura Bertone, el de Tucumán, Juan Manzur, el de La Rioja, Sergio Casas, y el de Formosa, Gildo Insfrán. Al gobernador formoseño quizá le preocupa que el líder indígena Félix Díaz, enfrentado a él, haya entablado en las últimas semanas un diálogo con Macri en su anhelo de recuperar tierras ancestrales. Muchas de las provincias argentinas requerirán auxilio financiero del Gobierno federal, pero solo cinco de los 12 gobernadores de distritos kirchneristas viajaron a ver a Macri.

Varias presencias kirchneristas en la Asamblea Legislativa ante la que juró Macri sorprendieron. Allí estuvo el exvicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Mariotto, que antes era un ultrakirchnerista que había impulsado la ley de regulación de medios audiovisuales pero que en los últimos tiempos se mostró como fiel seguidor de quien gobernaba hasta este jueves ese distrito, Scioli. También viajaron a la capital argentina otros dos kirchneristas que acaban de dejar los gobiernos de Tucumán y La Rioja y el senador Gerardo Zamora, esposo de la gobernadora de Santiago del Estero.

Entre los senadores y diputados kirchneristas que fueron al acto estaban algunos que representan a provincias como Santa Fe, Corrientes, Misiones, Catamarca y Chubut. Destacaba la presencia de Omar Perotti, que aspira a liderar el peronismo en Santa Fe, la tercera provincia más poblada de Argentina y en la que gobierna el socialismo, o la de Camau Espínola, que fue sececretario de Deportes del Gobierno de Kirchner y es uno de los dos argentinos con más medallas olímpicas gracias a su pasado en la vela.

En una reciente reunión de Urtubey con embajadores europeos, el gobernador salteño contó que en el nuevo Congreso habrá solo cinco senadores y 22 diputados ultrakirchneristas, entre ellos Máximo Kirchner, hijo de la expresidenta. Puso en duda el destino de los otros 38 senadores y 95 diputados que hasta ahora son kirchneristas. Claro que este jueves muchos de ellos se ausentaron, al igual que su antigua jefa. Lo que viene es una pelea por el liderazgo del peronismo, en la que batallarán Cristina Kirchner, su por ahora aliado Scioli, Urtubey y también los antikirchneristas Sergio Massa y José Manuel de la Sota.