THAELMAN URGELLES @TUrgelles | LAS CIFRAS DE AYER Y NUESTROS ESPEJISMOS

THAELMAN URGELLES17 de julio de 2017

El desencanto de algunos con la cifra de votantes de ayer se originó en las exageradas expectativas planteadas durante el día, debido a la enorme afluencia que veíamos en los puntos soberanos. Esa optimista percepción nos encandiló. Había gente pronosticando votaciones de 10 y 11 millones en Venezuela y cifras irreales en el exterior: 300 mil personas en South Florida, 500 mil en toda USA y 2 millones en el resto del mundo.

Otro hecho fue la fijación mental previa de cotas mínimas necesarias para que el evento tuviese resultados vinculantes. Algo innecesario, pues esa votación nunca hubiese obligado a nuestro enemigo, aunque hubiese sido mayor. Nos obliga a nosotros, a nuestros dirigentes y a la AN a hacer valer la abrumadora voluntad allí expresada. Y creo que lo haremos.

Luego funcionó negativamente el falso cómputo vespertino, atribuido a Enrique Naime para darle mayor credibilidad. Eso terminó por apuntalar el espejismo. No tengo dudas de que ese falso cómputo fue obra del enemigo y así lo sospeché cuando fue divulgado. De hecho, Henrique Capriles y Freddy Guevara alertaron temprano sobre ello.

Screen Shot 2017-07-18 at 2.03.22 AM¡Solemos ser tan volubles y fáciles de manipular! Al punto de que esta enorme victoria en toda la línea se redujo en la mente de muchos a un resultado mediocre cuando no a un fracaso.

A todas las referencias comparativas ya anunciadas para subrayar el éxito de ayer, añado esta: en el llamado Reafirmazo de octubre 2003, para reunir por segunda vez las firmas para pedir el revocatorio contra Chávez, recabamos 4.3 millones de firmas en 4 jornadas de 8 horas, en mayor número de puntos de recolección, con logística del CNE, apoyo del Plan República y una descomunal campaña mediática con todos los canales de TV a nuestro favor.

La inexistencia de ese apoyo mediático es un factor que no se puede desdeñar. Recordemos como en cada día de elección las emisoras de radio y TV cubren minuto a minuto el proceso y en cada centímetro del territorio: los candidatos votando, y anclas y reporteros invitando a votar hasta que se cierran las mesas. Nada de eso lo tuvimos ayer.

Los desencantados de hoy no consideran las limitaciones físicas –en espacio y tiempo- para reunir más votantes de los alcanzados. Ayer se quedaron centenares de miles sin votar por falta de mesas de votación. Las 14 mil y pico de mesas instaladas en Venezuela y el mundo procesaron el máximo de votantes que podían recibir: un promedio de 500 y un poco más por mesa, imposible de superar. Y es sabido que en muchos lugares quedaron electores sin votar, además de los que normalmente desisten al ver las largas colas, que ayer fueron descomunales.

Screen Shot 2017-07-18 at 2.05.46 AM

Ahhhh… y sí revocamos moralmente a Maduro. Pues si sumamos, como en el cuadro anexo, el 5% de actas que falta por computar, tendremos un total aproximado de 7.545.478 votantes, cantidad mayor que los 7.505.338 alcanzados por Maduro el 14 de abril de 2013.

Así que debemos sentirnos ampliamente satisfechos de lo logrado ayer. Fue un éxito político y numérico en toda la línea. Principalmente en sus consecuencias políticas, que debemos explotar sin timidez a partir de hoy.

Aquí no cabe el desánimo ni el escepticismo. En esta semana clave hay que mantener el espíritu demostrado durante todo el histórico día de ayer.

=ROJOenAZULUn comentario recibido por WhatsApp -PM

Screen Shot 2017-07-18 at 2.16.06 AM