Una hija de Hugo Chávez representará a Venezuela ante la ONU -rumbo al deseado imperio

 Caracas 14 AGO 2014 País

Screen Shot 2014-08-14 at 7.15.31 AMGabriela Chávez Colmenares será la nueva embajadora alterna e inicia su carrera diplomática a pesar de su nula experiencia

En un acto de respaldo a Palestina en la plaza Bolívar de Caracas cuando se produjo el anuncio: María Gabriela Chávez, la hija delexpresidente Hugo Chávez, será la nueva embajadora alterna de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas. Fue el ministro de Exteriores, Elías Jaua, el encargado de comunicar la designación. María Gabriela —que estaba en un presídium que también ocupaban, entre otros, el canciller palestino Riad Malki y el alcalde del Caracas Jorge Rodríguez— fue captada por las cámaras de la televisora oficial y retribuyó los aplausos del público levantándose de su asiento y llevándose al pecho la mano derecha.

Las palabras de Jaua apenas se escuchaban sobre la ovación. Chávez Colmenares, de 33 años, la hija más mediática del difunto líder, irá a su nuevo destino “con el propósito de que los pueblos de África, Asia, Medio Oriente, América y todos los pueblos del mundo sigan escuchando la voz fraterna del comandante”. Será la primera experiencia de “Gaby”, como la llama el chavismo, en funciones públicas y seguirá los pasos de su hermana Rosa Virginia, esposa delvicepresidente Jorge Arreaza y responsable de la Misión Milagro, uno de los programas asistencialistas del Gobierno que atiende a las personas con problemas en la vista.

MÁS INFORMACIÓN

Gabriela Chávez, egresada de la escuela de periodismo de la Universidad Bolivariana de Venezuela, solía acompañar a su divorciado padre como primera dama en los actos oficiales y forjó una relación especial con él. En abril de 2002, logró comunicarse con Fidel Castro para denunciar, a través de la televisora oficial cubana, que su padre no había renunciado, como lo informaban los canales venezolanos, sino que estaba preso, consecuencia de un golpe de Estado. En algún momento de la agonía del expresidente su nombre apareció entre la terna de sucesores gracias a ese y a otros gestos que le auguraban futuro como dirigente político.

Pero hasta este miércoles, María Gabriela Chávez parecía muy lejos del perfil político que otros habían imaginado y más cerca del lado frívolo del chavismo. En la red social Instagram —donde publicaba fotografías intervenidas de su padre, de su perro, de su reciente pedicura o de su actual pareja Roberto Leyba— presumía de sus amistades famosas. Antes de Leyba mantuvo romances con el nieto de Salvador Allende, Pablo Sepúlveda y con el actor Manuel Sosa. Hasta hoy no se le conocía ocupación alguna.