Share this:

" />
Una protesta contra el Gobierno deja dos muertos a tiros en Venezuela

Screen Shot 2014-02-08 at 8.04.40 PMALFREDO MEZA Caracas 13 FEB 2014 

Screen Shot 2014-02-12 at 9.29.17 PMLa televisión venezolana no transmite imágenes de la violencia ocurrida en Caracas en horas de la tarde tras la finalización de una protesta opositora

Una marcha estudiantil en Caracas deriva en enfrentamientos con la policía

Una manifestación convocada este miércoles por la oposición al Gobierno de Nicolás Maduro terminó con un saldo trágico. La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, confirmó la muerte a tiros de dos personas más otros 23 heridos en las protestas que se produjeron en Caracas y las principales ciudades del país. Los disturbios se produjeron cuando una manifestación de estudiantes, que se apostó frente a la sede de la Fiscalía General en el centro de la capital, se enfrentó a la policía que trataba de disolver la protesta. Los principales líderes de la oposición política se desmarcaron inmediatamente de la violencia.

Uno de los fallecidos es el responsable de la coordinación de todos los llamados colectivos —bandas parapoliciales armadas por el Gobierno— del barrio 23 de Enero de la capital, uno de los principales enclaves chavistas. Su nombre es Juan Villegas. La otra persona fallecida responde al nombre de Bassil Da Costa y era un estudiante.

Una gran cantidad de seguidores de la oposición caminó desde Plaza Venezuela hasta la sede central de la Fiscalía General de la República en la parroquia La Candelaria de la capital venezolana. Los estudiantes pretendían entregar un documento en el que rechazaban la detención de cinco de sus compañeros en las protestas ocurridas desde la semana pasada en los estados Táchira y Mérida, en el Occidente deVenezuela.

La actividad culminó poco después de las dos de la tarde (siete y media de la tarde en la España peninsular), pero una hora después, según pudo comprobar EL PAÍS sobre el terreno, todo hacía presagiar que la protesta no terminaría en paz. Había personas con piedras en la mano y con el torso desnudo. Utilizaban sus camisetas para cubrirse el rostro. Otros portaban máscaras para evitar la asfixia que provocan los gases lacrimógenos que usa la policía para reprimir manifestaciones. Se sentía un penetrante olor a vinagre, que disipa los efectos de la asfixia.

Al mismo tiempo, un cordón policial impedía a los manifestantes dispersarse hacia las calles aledañas. A las 3:30 de la tarde empezaron a volar piedras y botellas de lado y lado. La policía avanzó para dispersar al grupo que permanecía frente a la Fiscalía. Los estudiantes corrieron hacia la vecina avenida Bolívar y las salidas del metro. Usuarios de Twitter reportaban disparos. Los manifestantes que decidieron permanecer en el lugar y desafiar a la policía arrojaron piedras sobre la fachada del edificio del Ministerio Público.

Mientras todo eso sucedía, la televisión venezolana no emitía en directo las imágenes en un claro indicio de autocensura. El canal internacional NTN24 era el único que transmitía lo que estaba ocurriendo en Caracas. El líder de la formación opositora Voluntad Popular, Leopoldo López, y la diputada María Corina Machado, líderes del ala de la oposición partidaria de tomar la calle para presionar para lograr una nueva convocatoria de elecciones, se desmarcaron de la violencia a través de esa emisión y afirmaron que fue el Gobierno a través de sus bandas parapoliciales el que provocó la violencia.

Un minuto antes de las cuatro de la tarde William Castillo, presidente de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, el ente regulador, pidió en su cuenta de Twitter a las señales internacionales de televisión “respetar al pueblo venezolano”. “Promover la violencia y el desconocimiento de las autoridades es un delito”, añadió el responsable. Fue una advertencia de lo que vendría después. A las seis de la tarde hora local la compañía de televisión de pago DirecTV sacó la señal de su parrilla de programación. A los venezolanos les quedaba sintonizar el canal oficial Venezolana de Televisión o la transmisión en YouTube de NTN24.

El Gobierno prometió investigar los hechos y castigar a los responsables. Anoche aún no se había pronunciado sobre estos hechos el presidente Nicolás Maduro, pero otros líderes chavistas se apresuraron a culpar a la oposición. El ministro de Exteriores, Elías Jaua, acusó a Leopoldo López, de ser el “responsable intelectual de la muerte y de los heridos en Caracas”. “El Estado no tiene más excusas para castigar a este asesino”, añadió. “El fascismo se corta por la cabeza. Nuestra Patria merece paz y vida”, dijo a través de Twitter.

El presidente de la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello, también hizo responsables directamente tanto a López como a Machado de los sucesos de Caracas, ya que ellos convocaron la marcha hacia la sede de la Fiscalía. “Son ellos los responsables”, afirmó. “El pueblo les queda grande, nunca van a gobernar este país ¿Qué se creen?”.