Venezuela anuncia represalias contra las sanciones de Europa

Diosdado Cabello acusó al Gobierno de España de arrastrarse al imperialismo y recordó que este país tiene empresas importantes en Caracas

El Gobierno de Venezuela respondió a las sanciones anunciadas por la Unión Europea (UE) contra siete funcionarios del régimen chavista. El canciller de este país, Jorge Arreaza, hizo público un comunicado en el cual manifiesta que su nación repudia enérgicamente las medidas impuestas, y añadió que la Unión Europea ofrece pruebas irrefutables de su subordinación al Gobierno supremacista y racista de Donald Trump, consecuencia última, según afirma, de una política errática e intervencionista.

Las reacciones en el chavismo frente a las sanciones de la UE tuvo otros capítulos. El primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, y número dos del régimen chavista, Diosdado Cabello, –uno de los sancionados por Europa- planteó este lunes que su partido acerque una propuesta al presidente Nicolás Maduro, para que se tomen medidas similares en contra de Europa, invocando el principio de la reciprocidad. Muy especialmente, agregó, a los Gobiernos más arrastrados al imperialismo que están ahí, como el español.

Cuando le preguntaron sobre cuáles serían esas medidas que se tomarán como respuesta sugirió la posibilidad de expulsar a diplomáticos o funcionarios europeos destacados en el país. El dirigente chavista recordó que en Venezuela hay empresas españolas muy importantes, y tenemos todo el derecho de exigirles. Si ellos no nos quieren, pues nosotros tampoco.

Cabello dijo de nuevo que poco le importaba el contenido de esas sanciones, puesto que no tenía activos ni capitales en Europa, y agregó que, muy al contrario de lo que han dicho los dirigentes europeos, las medidas contra el Gobierno de Venezuela eran un golpe al corazón del diálogo que mantiene el chavismo con representantes de la oposición en la República Dominicana.

En términos similares se manifestó el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, y el presidente del Tribunal Supremo, Maikel Moreno. Vayan preparando más sanciones, que aquí lo que viene es más democracia, manifestó Rodríguez en un discurso ofrecido desde el Palacio de Miraflores. Mientras, Moreno leyó un pronunciamiento en el cual se solidariza con sus colegas del estado bolivariano, y agrega que la medida de Europa atenta contra la soberanía y la integridad del país.

La Unión Europea sancionó a siete funcionarios venezolanos por violaciones a los derechos humanos y al estado de derecho en el contexto de la crisis política que vive la nación sudamericana. Europa ha asegurado que las medidas pueden ser reconsideradas y condiciona su aplicación a la evolución satisfactoria de un acuerdo político con la oposición.

Las medidas incluyen la congelación de sus activos y cuentas bancarias, y el veto para viajar a las naciones que integran el bloque. Además de Cabello, fueron sancionados el presidente del Tribunal Supremo, Maikel Moreno; el ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol; el jefe del servicio de inteligencia, Gustavo Enrique González; la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena; el fiscal general, Tarek William Saab, y el excomandante de la Guardia Nacional Bolivariana, Antonio José Benavides.