Share this:

" />
VIENE EL IMPERIO, ARRODÍLLENSE -SEBASTIÁN BOCCANEGRA -TalCual 6 junio 2013

Este gobierno sigue girando hacia la derecha. 

Razón tienen en preocuparse algunos de los intelectuales del proceso sobre lo que está ocurriendo. No es solo que se reúnen con empresarios nacionales, sino que lo hacen hasta con el propio imperio. Ayer se produjo el encuentro entre el canciller Elías Jaua y el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, a solicitud de Venezuela. Lo sorpresivo no es que se reunieron, sino ver la amplia sonrisa de Jaua cuando estrecha la mano del representante imperial. Uno se pregunta dónde quedó aquel muchacho que semanalmente la emprendía a piedras con la policía como una forma deprotestar las relaciones con el imperio de AD y Copei. La realidad está transformando a los herederos de difunto a una velocidad impresionante. Como regalito al imperio, el gobierno de Maduró liberó, antes del encuentro, al cineasta “espía” Timothy Tracy, mucha cortesía de esta parte de la relación. Por si lo anterior fuera poco, la reunión puso en evidencia otra debilidad del gobierno del heredero.

Mientras en Venezuela no se reúne con los sectores de la oposición con la excusa de que ésta no reconoce al gobierno de Maduro, sí se sientan con un alto representante de Barack Obama, a pesar de que el Gobierno de Estados Unidos tampoco reconoce la legitimidad del triunfo de Maduro. Esta es otra demostración de la genuflexión que, repentinamente, están sufriendo los maduristas. Pueden argüir que hablando se entiende la gente, lo que es verdad, pero hablando con todos. La coherencia no es mala.